Actualizado
domingo, 23 julio 2017
20:59
h
URGENTE

Apoyo de la Caja Rural de Jaén a los pequeños empresarios rurales a través de Prodecan

Acuerdo para cuatro años y prorrogable por otros dos más
Ver comentarios
|
01/10/2016
  • COLABORACIÓN. José Márquez, Isabel Uceda y Juan Gallego, tras la firma del convenio.
    COLABORACIÓN. José Márquez, Isabel Uceda y Juan Gallego, tras la firma del convenio.

La Caja Rural de Jaén y la Asociación de Desarrollo Rural para la campiña norte, Prodecan, materializaron el convenio de colaboración que ya firmaron el resto de estos colectivos que se encuentran en la provincia (de la comarca de El Condado “Asodeco”; la de la Sierra de Segura; la de la Comarca Sierra de Cazorla; la de la Sierra Sur “Adsur”; la de Sierra Mágina y la Asociación para el Desarrollo Socioeconómico de la Loma y las Villas “Adlas”). En concreto, el acuerdo se firmó para cuatro años, con una prórroga de dos más, y supone el “pistoletazo de salida” entre la relación de las ADR y los emprendedores, a los que cuidan con especial cariño.

Desde Prodecan, al igual que desde el resto de Asociaciones de Desarrollo Rural, destacaron la relación entre los colectivos y la Caja, cuyo papel pusieron en valor. La cantidad que se destinará a cada uno de los colectivos va en función de, entre otras cuestiones, de la comarca y de la población, entre otros aspectos, aunque la media será de unos 4,5 millones de euros. A este respecto, el responsable de Relaciones Institucionales de la Caja Rural explicó que, independientemente de la financiación para las asociaciones, hay otras aportaciones de la entidad. “Se trata de 16.000 euros anuales para cada grupo, destinados a los actos que organicen. Además, hay otra aportación para material informático y para gastos de auditoría”, dijo. Convenios que, también, permiten ayudar a los empresarios que necesiten un préstamo.

Los Grupos para el Desarrollo Rural de la provincia son asociaciones sin ánimo de lucro, en las que participan, además de las administraciones locales, todas las organizaciones empresariales, agrarias y de otros sectores, sindicales, ecologistas, culturales, así como colectivos de jóvenes y mujeres, entre oros. Los GDR tienen encomendada la gestión de fondos públicos por la Junta de Andalucía para la ejecución de una estrategia de desarrollo en el territorio que es definida participativamente por su población. El trabajo de estos colectivos se basa en la aplicación del enfoque “Leader”, un método que consiste en que estas entidades privadas ejecutan estrategias participativas de desarrollo. Y es que son estructuras abiertas que se encargan de apoyar iniciativas de diversificación económica.