Actualizado
viernes, 25 mayo 2018
18:35
h
URGENTE

Trabajos para poner en valor parte de la muralla islámica

Protección de los restos arqueológicos del Altozano Deán Pérez de Vargas
Ver comentarios
  • ARQUEOLOGÍA. Francisco Huertas, Pilar Salazar, Jesús del Moral y Luis Salas.
    ARQUEOLOGÍA. Francisco Huertas, Pilar Salazar, Jesús del Moral y Luis Salas.

La Consejería de Cultura trabaja, en los últimos meses, en la protección y consolidación de los restos arqueológicos que se encuentran en el Altozano Deán Pérez de Vargas y en la parte de la muralla islámica, que sobresale al final de la calle Alcázar, junto al aparcamiento del Paseo de Colón. La delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Pilar Salazar, visitó, acompañada del alcalde de Andújar, Francisco Huertas, las labores de intervención arqueológica que se ejecutan en el municipio iliturgitano. El concejal de Turismo, Jesús del Moral, y el concejal de Infraestructuras Urbanas, Luis Salas, también estuvieron presentes durante el recorrido.

Pilar Salazar explicó: “Se trata de una primera fase en la que la Junta ha invertido 35.000 euros para la puesta en valor de estos restos y que va a permitir que el solar sea visitable de una forma adecuada, con una superficie de paso homogeneizada en el espacio intramuros y un acabado de gravas que da un aspecto de orden y limpieza generalizada”.

Los trabajos que realizaron se enfocaron en la limpieza y eliminación de la cubierta vegetal; en cubrir la zona norte del interior del muro, y en la inspección adecuada de la excavación de los depósitos arqueológicos de extramuros que existen sobre una superficie de unos 90 metros cuadrados. También trabajaron en un sondeo arqueológico en el exterior de la torre, que en su momento hizo de puerta, localizado en el ángulo sureste del solar, además de ocuparse del fortalecimiento de la muralla cubierta, con la intervención en un tramo de 15 metros.

Según la delegada de Cultura, las intervenciones de urgencia que se materializan en el solar, propiedad de la Junta de Andalucía, “ponen en evidencia el compromiso de la Administración andaluza con la necesidad de intervenir sobre los recursos históricos y arqueológicos, aunque sea de manera preventiva, en el momento de finalizar los procesos de análisis, para minimizar su exposición a sucesivas alteraciones”, subrayó Salazar. El alcalde expuso que en el último año y medio se hizo un análisis con “georadar” de la zona para intentar identificar dónde se concentraban los restos arqueológicos más valiosos. Anunció que próximamente iniciarán unas catas: “Queremos confirmar la información que nos daba el análisis por georadar”. La actividad cuenta ya con la autorización de la Delegación de Cultura. Huertas también explicó que en el sistema de trabajo intentan “avanzar poco a poco y sobre seguro”, de tal forma que en las zonas donde se trabaja la “inversión sea mínima y el rendimiento sea máximo”.

Desde la Junta exponen que tras estas intervenciones en el recinto arqueológico, se pudo “dignificar la existencia de estos restos inmuebles”. Y que esto se consiguió por medio de la acción prioritaria en la muralla.