Actualizado
sábado, 15 junio 2019
23:30
h
URGENTE

Se presentan las galerías del antiguo Castillo

El Ayuntamiento pone en marcha
un estudio para que los sótanos
del edificio puedan ser visitados
  • ACTO. Maudilio Moreno explica a los medios de comunicación e invitados el descubrimiento.
    ACTO. Maudilio Moreno explica a los medios de comunicación e invitados el descubrimiento.

Se presentan las galerías del antiguo castillo que se ubicaba en la Plaza Vieja. La empresa constructora “Vigar” es la encargada de la remodelación del edificio, que se encuentra en el mismo lugar donde se alzaba el Castillo. Allí, encontró numerosos pasadizos y galerías bajo el edificio en construcción y, de inmediato, puso en conocimiento del Ayuntamiento el hallazgo. Ahora, se presenta la entrada a los subterráneos que se han adecuado para la visita de un grupo reducido de vecinos y medios de comunicación. En el acto de presentación, el arqueólogo Maudilio Moreno ofreció una charla informativa sobre el incalculable valor patrimonial que contienen las galerías. Además, según indicó, también se ha encontrado un sótano que data del siglo XII.

Moreno catalogó la conferencia bajo el nombre “Andújar Oculta”. “Nos encontramos un sótano cuya funcionalidad, a día de hoy, aún desconocemos, pero lo que sí sabemos es que estaba vinculado a una de las fases del antiguo castillo”, declaró el arqueólogo al comienzo del acto. Según indicó, el recinto amurallado de la ciudad fue construido por los Almoárabes, y tras varios terremotos, junto a destrozos de la misma, aún se conserva el pequeño legado iliturgitano.

Por otro lado, Maudilio Moreno recordó como se encontraba la ciudad cuando su muralla lucía en su totalidad. En la actualidad, sólo se conservan pequeños trozos de ella, de los que algunos se sitúan en el altozano de la marquesa, la calle Silera o la calle del Truco. Sobre el propio castillo, Moreno aclaró que se encontraba en el extremo norte de la ciudad. Su localización, puntualizó, se daba con el fin de defender la fortaleza de posibles ataques provenientes de la Sierra de Andújar. Asimismo, destacó el paso del arroyo Mestanza por la misma Plaza Vieja, que hacía de acotamiento para un posible ataque. “Una vez desaparecida el afluente de agua, el castillo perdió su fin militar”, subrayó.

“Más que un descubrimiento, es un redescubrimiento ya que vemos en el suelo baldosas de los años 40”, manifestó el arqueólogo, quien además informó de que hay pasadizos que cruzan toda la manzana y son refugios antiaéreos de la Guerra Civil. Los mismos, tienen entradas desde la Plaza Vieja, aunque en la actualidad se encuentran inundados por aguas subterráneas. Moreno adelantó que en los próximos meses se procederá a su estudio. En definitiva, según declaró el arqueólogo: “Tristemente, desapareció la parte superior del Castillo pero sus sótanos no fueron demolidos por lo que nos encontramos ante un gran patrimonio”. Desde el Ayuntamiento apuestan por poner en valor este hallazgo y han comenzado los preparativos para que se optimice el lugar y abrirlo al público. Prácticamente todas las formaciones políticas han incorporado en sus propuestas electorales el atractivo turístico que supondrán los pasadizos.