Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
11:11
h
URGENTE

Premio a la solidaridad
de los donantes de sangre

Los voluntarios recibieron un homenaje y un obsequio por su altruista labor
  • HOMENAJE. Antonio Marchal, Teresa Vega y Francisco Huertas, entre otros, entregaron un obsequio a los donantes con más donaciones de sangre.
    HOMENAJE. Antonio Marchal, Teresa Vega y Francisco Huertas, entre otros, entregaron un obsequio a los donantes con más donaciones de sangre.

La Hermandad de Donantes de Sangre de Jaén realizó un acto solemne y emotivo en la sala de caballerizas del Palacio de los Niños de Don Gome, donde reconoció a los más de ochenta iliturgitanos donantes. La organización premió a las ochenta y tres personas que más colaboraron entre los años 2016 y 2017. De entre ellos, cincuenta donaron diez veces y hasta tres ciudadanos superaron las sesenta donaciones. Actualmente Andújar cuenta con cerca de mil voluntarios que donan sangre.

Marchal ejemplificó con algunos planteamientos prácticos cuántas bolsas de sangre son necesarias en caso de un accidente, trasplante o suceso.

Los asistentes recogieron un obsequio con el que se premió su solidaridad y acción altruista con motivo del Día Mundial de las Donaciones de Sangre.

El acto contó con la presencia de la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega; el alcalde de la ciudad, Francisco Huertas; el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Jaén, Antonio Marchal, y los propios donantes y sus familiares.

Marchal tuvo palabras de agradecimiento para todos y destacó el importante papel que desarrollan los voluntarios y los trabajadores del centro de transfusión. “Esto pone de manifiesto la generosidad de los donantes y, también, su buen estado de salud”, indicó el presidente.

Marchal aseguró que en el último año se produjo una disminución en el número de donaciones realizadas. “Actualmente trabajamos para ser autosuficientes. Es uno de los retos y objetivos que ya estamos consiguiendo. Es importante no bajar la guardia, porque la sociedad en la que vivimos está envejeciendo. Hay muchos jóvenes que están emigrando. Ellos son donantes que estamos perdiendo. Tampoco sabemos las emergencias que se nos pueden presentar en el futuro”, advirtió el responsable de la Hermandad.

Marchal también ejemplificó con algunos planteamientos prácticos cuántas bolsas de sangre son necesarias en caso de un accidente, trasplante o transfusión.

Los requisitos para poder donar sangre son contar entre dieciocho y sesenta y cinco años de edad y un peso igual o superior a los cincuenta kilogramos, no padecer enfermedades crónicas ni tener una infección aguda o anemia. También se valora no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de enfermedades sexuales, como, por ejemplo, la hepatitis, la sífilis o el sida.

Los profesionales sanitarios realizaron por su parte una evaluación médica personalizada de los donantes para asegurar la calidad de sus donaciones.