Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
22:30
h
URGENTE

Nueve veranos con cine de calidad

El colectivo Los Jueves, Milagro promueve las proyecciones por las noches

El camino del Pino esconde un pequeño rincón mágico para los cinéfilos. En la pared trasera de la Casa de las Acacias, se realizan las proyecciones del cine de verano promodido por la asociación Los Jueves, Milagro. La convocatoria cultural cumple, en 2018, su novena edición, y constituyen una cita obligada para las noches estivales. Uno de sus integrantes, Miguel Ángel Castaño, describió la historia de los inicios del proyecto: “Con la crisis, coincidimos un grupo de amigos, que hacía tiempo que no nos veíamos. Y estábamos todos en paro. Teníamos como veinticinco año. Nos quejábamos siempre de que en el pueblo no había nada”. El grupo lo formaban ocho personas, que, en ese momento, sintieron “la responsabilidad de hacer algo” para acabar con el mencionado vacío de actividades. Los impulsores realizaron una lista de propuestas, entre las que se recogió la proyección de películas al aire libre. Y entonces se dieron cuenta de que no resultaría difícil realizar esta actividad, siempre que dispusieran de un proyector y un reproductor, además de una pantalla.

“Al cabo de días, un jueves, nos volvimos a reunimos aquí”, afirmó Castaño, mientras mostraba con la mano al patio trasero de la Casa de las Acacias, una vivienda que pertenece a sus padres. “Como nos gustaba el cine antiguo, la primera que tuvimos a mano fue la película ‘Los Jueves, Milagro’, de Berlanga”, explicó Castaño sobre el origen del nombre de la asociación. Subrayó que como el nombre de la película de Berlanga bautizó esta idea. En primer lugar, porque el día en el que desarrollaron este primer encuentro era un jueves, y porque les “parecía un milagro” que la población quisiera cine de verano. A esa primera sesión, asistieron diez personas aproximadamente, el primer grupo de amigos. Después, los jóvenes se plantearon colocar carteles en la ciudad para anunciar la próxima proyección que reproducirían. “Y cual fue nuestra sorpresa cuando se reunieron veinte personas al siguiente jueves, preguntando por el cine”, añadió. Esa primera temporada comenzaron las sesiones en el mes de julio y la última velada fue en agosto. “Estábamos aquí más de noventa personas”, recordó.

Miguel Ángel Castaño habló de la situación actual de estos primeros integrantes. “Este año, estábamos todos trabajando fuera, antes vivíamos aquí”, mencionó. Castaño señaló, que con el paso del tiempo, les fue más difícil reunirse a ese primer grupo de ocho personas que iniciaron el cine de verano. No obstante, la idea sigue y a día de hoy acuden cerca de cien personas a la actividad.

En los primeros años, presentaron un proyecto al Ayuntamiento, con la intención de crear un cine de verano para la población de Andújar, pero no salió a flote. “Pensamos en presentar un nuevo proyecto a este nuevo Gobierno”, anunció Castaño. Los planes iniciales de los integrantes de “Los Jueve,s Milagros”, era usar un coche antiguo, su símbolo, como medio para transportar los utensilios imprescindibles para la reproducción de las cintas.

El colectivo subrayó la buena acogida que tiene la propuesta entre personas de distintas edades. “Hemos creado un sitio de interacción de la nada. Y nos hemos dado cuenta de que hay mucho poder ciudadano. No hay que dejar que los políticos lo hagan todo”, subrayó, satisfecho, Castaño.

En otras ocasiones, después de que acabara el filme artistas locales ofrecían un concierto para el público asistente. Castaño recordó que entre los artistas que pasaron en estos años estuvieron Cristina Ibarra y Mundo Vegetal.