Actualizado
sábado, 19 agosto 2017
11:37
h
URGENTE

El nuevo vehículo Lince 3.0 se encuentra “sobre ruedas”

La eficacia, la rapidez y la creación de un banco de pruebas, novedades
  • PRESENTACIÓN. Manuel Barbero junto con los jóvenes que componen el equipo Eco-Jándula 2017.
    PRESENTACIÓN. Manuel Barbero junto con los jóvenes que componen el equipo Eco-Jándula 2017.

El equipo Eco- Jándula 2017 ya se ha presentado. Con él, el instituto de Secundaria Jándula participará en la “Shell Eco-marathon Europe 2017”, prevista en Londres con una fecha aún por determinar. El conjunto está formado por quince alumnos de Tecnología industrial I del centro.

Los integrantes del grupo son Alejandro Domínguez, Rafael Arroyo, Miguel Ángel Rodríguez, Pablo Soto, Luis Migal, Alejandro Anguita, Carlos Higueras, Arturo Boil, José Antonio Sánchez, Miriam Díaz, Raúl García, Javier Chamorro, Javier Expósito, Pedro Francisco Hidalgo y Francisco Manuel Gutiérrez. Capitaneados por dos profesores del departamento de Tecnología, el proyecto cuenta con la colaboración del profesor de Tecnología del instituto Juan de Barrionuevo Moya de Villanueva de la Reina José Víctor Torrellas.

Manuel Barbero, como responsable del proyecto Lince 3.0, detalló los cambios de la convocatoria tras la última experiencia en Londres. “Este año contaremos con un coche nuevo, porque tiene que ser más ligero, por las características del circuito del año pasado, como los badenes”, detalló. Otra de las novedades es la eficacia además de otro motor y un sistema mecánico “bastante mejorado”. Todos los años, el equipo iliturgitano comienza un duro trabajo de desmontaje de la estructura y de análisis de la competición. A continuación prepara la competición a la que se enfrentarán. “Los jóvenes solo han podido entrenarse visualizando el circuito, memorizándolo o hablando con el constructor del año anterior para que le dé consejos de conducción”, expuso el docente. De este modo, el responsable del proyecto anunció que mantendrán el prototipo del año pasado mientras realizan el nuevo vehículo. “Eso es muy importante, porque nos va a permitir empezar a hacer que los pilotos vayan a practicar, con el antiguo vehículo”, subrayó. Este año, la tercera novedad es que se creará un banco de pruebas para poner el bólido y hacerlo rodar sin que se desplace, mediante simulaciones reales, de modo que se estudien las mejoras necesarias.

En la pasada edición de la competición “Shell Eco-marathon”, el vehículo Lince 2.4, con el equipo Eco-Jándula 2016, concluyó en la decimoquinta posición de su categoría. El dispositivo recorrió 475 kilómetros con un litro de gasolina en una prueba desarrollada en un circuito urbano. En esta competición participan equipos de universidades, además de alumnos de Ciclos Formativos. Los iliturgitanos eran los únicos representantes de la comunidad andaluza.

El proyecto, con ocho años de vida en el instituto Jándula, se presenta como una acción educativa para que los estudiantes perfeccionen la asignatura de una forma diferentes en este caso más innovadora. “Los alumnos tienen la misma oportunidad de aprender pero lo hace mediante un elemento real, como es el vehículo”, indicó su responsable. El reto para la presente edición es superar los resultados cosechados en las últimas ediciones del certamen.