Actualizado
jueves, 23 noviembre 2017
19:46
h
URGENTE

Aumentan los conductores que dan positivo en drogas

La Policía Local realiza 26 controles durante los meses de junio, julio y agosto
Ver comentarios
|
16/09/2017
  • BALANCE. Jesús del Moral y Miguel Soria realizan un balance de los controles realizados en verano.
    BALANCE. Jesús del Moral y Miguel Soria realizan un balance de los controles realizados en verano.

El concejal de Seguridad, Jesús del Moral, acompañado del jefe de Policía Local, Miguel Soria, llevaron a cabo en el día de ayer una evaluación de los controles realizados de drogas y alcohol en los últimos meses a los conductores de la ciudad.

A través de un convenio con la Dirección General de Tráfico, el Ayuntamiento adquirió el conocido como drogotest hace unos meses. En los test ejecutados durante junio, julio y agosto se han realizado veintiséis controles. De ellos, se han sometido a la prueba de alcohol 516 conductores de vehículos y, de ellos, han dado positivo en alcohol seis personas (en torno al dos por ciento) y, positivo en drogas, nueve conductores (aproximadamente un tres por ciento). De las personas positivas en drogas, el 78 por ciento corresponde a cocaína y el 22 por ciento a thc- 25 derivado del cannabis. Tras la exposición de los resultados, el jefe de la Policía Local indicó que el balance es superior en drogas que en alcohol. En cuanto a la edad, los conductores que han arrojado una cifra positiva tienen una media de cuarenta años, aproximadamente.

En los controles, los agentes realizan la prueba de alcoholemia con el alcoholtest y, dependiendo de la conclusión del examen, pasan al control de estupefacientes. “Si es positivo no pasamos al de narcóticos porque la finalidad ya la hemos detectado, que es que no se conduzca. Normalmente, se pasa al test de drogas cuando el agente descubre que tiene signos de ir bajo los efectos de los estupefacientes y el resultado del test de alcoholemia es negativo”, explicó Miguel Soria. Con respecto al drogotest, el equipo es capaz de detectar seis tipos de sustancias en, aproximadamente, cinco minutos. El conductor coge el test indiciario, lo abre y se lo introduce en la boca impregnando el algodón de saliva hasta que cambie de color. Tras el examen por el drogotest, dependiendo del resultado, la impresora digital dirá qué tipo de droga se ha detectado. Tras todo el proceso realizado por los agentes se envía al laboratorio. El conductor del vehículo tiene la posibilidad de pedir una segunda prueba de contraste.

Por su parte, Jesús del Moral recordó que el objetivo de los controles de alcohol y drogas es “la seguridad vial en la ciudad y una forma de disuadir a las personas que consumen este tipo de sustancias y que conducen”. “Creemos que aun así es importante incidir en qué efectos tienen la bebida y los narcóticos en los conductores, hay que recordar que tomar alcohol multiplica los riesgos de sufrir un accidente”, indicó el concejal. Del Moral anunció que la Policía Local continuarán con las campañas de prevención y así se controlará que los conductores que consuman alcohol o drogas no cojan los vehículos: “Nosotros estamos trabajando no sólo con estos controles en campaña de la DGT, sino también en otras como las del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, entre otros”. Por último, el concejal mandó un mensaje de concienciación a la ciudadanía para que los conductores tengan “una tasa de cero por ciento de alcohol”.