Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
17:20
h
URGENTE

Amor eterno por María Santísima
del Collado

Vecinos de Santisteban del Puerto celebran numerosos actos en el día grande del municipio jiennense

La tradición es la que es y manda. Haga el tiempo que haga. Sol, llueva o granice. Ahí están los santistebeños para acompañar a su Virgen, María Santísima del Collado, durante su procesión en el día grande del municipio jiennense. Como cada 15 de agosto, visitantes y residentes realizan hoy la solemne procesión de la imagen de la Virgen. Así, la Muy Antigua, Ilustre y Real Cofradía de la Santísima Virgen del Collado Coronada de Santisteban del Puerto organiza la denominada como procesión claustral, en el templo de Santa María. Una cita imprescindible que comienza a las doce del mediodía, pero que es una muestra del trabajo de todo un año, con el esfuerzo de los cofrades y santistebeños, que sacan a lucir su Virgen, sin perder detalle de su paso, en un cielo que, esperan, sea tan brillante como la esperanza que alumbra sus caminos. La profunda devoción que se siente hacia la patrona del municipio se respira con más intensidad durante el día, como si en cada instante del día su presencia fuera la energía que alimenta el espíritu de los santistebeños, incansables ante cualquier situación que se les presente, siempre que la Virgen les acompañe en el caminar.

Desde el momento en que el sol se pone en lo más alto del cielo, los cofrades se convierten en los pies de la Virgen y guían su andar por el municipio, en un encuentro lleno de emociones que engrandecen el corazón y ensanchan el alma. Un encuentro que, además, este año los vecinos tienen la oportunidad de vivirlo con más fuerza al llevar a su Virgen más cerca del corazón, en una camiseta de Diario JAÉN donde se pueda lucir durante las fiestas.

Tras concluir la procesión de María Santísima del Collado, vecinos y visitantes continúan con el festejo, para no perder un solo momento del día grande de la patrona en compañía de los que llegan al municipio en un caluroso día de agosto, en pleno verano jiennense. Entre las numerosas actividades programadas para el festejo, la más destacada es la verbena. En principio está prevista a partir de las doce de la medianoche, con los termómetros más sosegados y el sol bien oculto, con las estrellas, reticentes recuerdos de las Lágrimas de San Lorenzo, como compañía de los santistebeños más devotos y los asistentes a una cita que muestra el amor por la Virgen, el hermanamiento y la cordialidad.

La música es esencial también para el festejo, por lo que la orquesta Garden es quien acompaña durante la verbena de celebración. Las notas y el sonido más dinámico para cambiar los andares pausados de la mañana por los movimientos más animados. Grandes y pequeños tienen una cita imprescindible de las tradiciones jiennenses en Santisteban del Puerto.