Actualizado
jueves, 17 agosto 2017
20:29
h
URGENTE

Una velada resplandeciente

La Noche en Blanco llena la ciudad de múltiples actividades musicales, divulgativas y de artes escénicas

L as calles se llenaron de vida con la Noche en Blanco, una convocatoria incluida en los Festivales de Agosto que destacó por su variedad. Múltiples propuestas culturales y divulgativas recibieron a alcalaínos y visitantes por todo el casco urbano. Las iniciativas se celebraron de manera simultánea y en distintos puntos. Artistas y colectivos locales colaboran en la propuesta.

Desde las nueve y media la música de la charanga granadina Los Chachos desplegó el ritmo por el centro histórico. Los componentes del grupo se movieron por el entorno de El Llanillo. A partir de las diez la Plaza del Ayuntamiento acogió una sucesión de actuaciones, con la presencia sobre el escenario de las academias de Merce Puri y Angelitas y de Locura Flamenca. La iniciativa coincidió con la presencia de público, incluido el que disfrutaba de las terrazas de verano.

Por otro lado, el entorno de la Trinidad, a los pies de la Fortaleza de la Mota, fue el lugar elegido para una demostración de creación artística en vivo a cargo del pintor Rafa Ruiz y niños. El recinto albergó visitas grupales dentro de la conmemoración del décimo aniversario del centro de interpretación dedicado a la vida en la frontera.

A solo unos metros, en el espacio de San Blas, la banda de rock La Taberna del Orco daba lo mejor de sí. En La Mora, Flojete Clown exhibía su nivel escénico. Hacía lo propio en el Palacio Abacial Analía Sisamón, de la compañía La Canela, con su montaje titulado “La semilla”.

Los componentes de Vespa Club Alcalá la Real, una asociación constituida el pasado año, mostraron a la población, en la Plaza del Ayuntamiento, su labor y sacaron a la calle unas motos con mucho encanto. Las bolilleras del centro de mayores de La Tejuela eligieron la Mora para presentar un quehacer artesano con siglos de antigüedad.

Especial interés tuvo la velada de puertas abiertas en monumentos y espacios públicos. Hubo visitas guiadas al Aula de la Naturaleza —Centro de Rescate de Anfibios y Reptiles—, las iglesias de San Juan Bautista y los vestigios de la de San Blas y los templos de las Angustias y Consolación. Además se organizaron itinerarios por el Ayuntamiento, con especial énfasis en el reloj de Fernando de Tapia. En una ruta del agua, se recorrieron depósitos y elementos vinculados con el suministro del preciado líquido.

La Noche en Blanco, una iniciativa que ya se realizó en 2016, fue promovida por el Ayuntamiento y contó con la implicación de personal de varias áreas.