Actualizado
lunes, 15 octubre 2018
13:32
h
URGENTE

Una Semana Santa diferente

Cinco vecinos del municipio viajan a Marruecos para repartir ayuda humanitaria
  • VEHÍCULOS. Paloma Serrano, Sonia Aceituno, Martín Serrano, Francisco Serrano y Antonio González, justo antes de salir.
    VEHÍCULOS. Paloma Serrano, Sonia Aceituno, Martín Serrano, Francisco Serrano y Antonio González, justo antes de salir.

La familia Serrano Aceituno y Antonio González viven la Semana Santa de una forma diferente. Aprovechan estos días de ocio para muchos para realizar un viaje hasta el “Marruecos profundo”, con el fin de llevar ayuda humanitaria hasta Fum Zguid, un municipio de la provincia de Tata, cerca de la frontera con Argelia y el Sáhara.

Francisco Serrano, su esposa, Sonia Aceituno, los hijos de ambos, Martín y Paloma, y Antonio González partieron desde la estación de autobuses alcalaína en dos vehículos cargados hasta los topes. Desde 2006, Francisco Serrano y González dedican parte de su tiempo de asueto para explorar la geografía marroquí. Dan de lado a las ciudades y se internan por los áreas rurales, a su juicio, “más acogedoras”. Este año elegido Fum Zguid, un núcleo en el que contactaron con una asociación de mujeres que les expuso las principales necesidades de la zona. Una vez en territorio africano se encontrarán con otras personas, procedentes de distintos lugares de España, para continuar juntos en la expedición solidaria.

El cargamento alcalaíno está valorado en miles de euros e incluyen artículos que se han recabado en los dos últimos meses. Hay ropa, plástico, recipientes medicamentos básicos, cremas y material escolar. Los impulsores de la actividad dan las gracias a las empresas que han colaborado, entre las que destacan Benetton Alcalá la Real, la farmacia de Isabel González de Lara, de Santa Ana, Marino Aguilera, Flexia Films, Bandesur y Grupo Diseños NT. Esencia Andalusí, firma propiedad de Francisco Serrano, aportó aceite. Por otro lado, destaca el apoyo de numerosos particulares, en particulares de padres de las aldeas como La Rábita, San José, Sabariego y Ventas del Carrizal, vinculados con el colegio Valle de San Juan, aunque la campaña es ajena al centro de enseñanza. “Una compañera de la Escuela Oficial de Idiomas publicó en un grupo de WhatsApp un mensaje para solicitar ayuda. La cosa se extendió y se ha desbordado”, detalle González. De hecho, se ha superado la capacidad de los dos 4x4, de manera que queda material suficientes para completar una furgoneta. La idea es aprovechar el puente de Corpus para llevar los artículos a las gentes de Fum Zguid.

La duración del actual desplazamiento es de dos días. Después de pernoctar en Algeciras (Cádiz), el grupo llega hoy a Ceuta y, desde allí, se adentra en Marruecos, en un recorrido por la costa que discurrirá, entre otras ciudades, por Esauira y Agadir. Desde esa área, se adentrarán en el Atlas.

Francisco Serrano indica que Fum Zguid tiene un clima desértico, aunque sus habitantes disponen de agua. Apunta que las viviendas suelen ser de adobe, aunque, por lo general, no hay electrodomésticos. Se trata de una población muy humilde en la que, a excepción de algunos colegios para las clases pudientes, la escuelas son muy básicas y reciben a numerosos alumnos que llegan desde diseminados rurales, ya sea a pie, en bicicleta o en burros. “Con ellos se demuestra que no es más pobre quien menos tiene, sino quien menos necesita”, resalta.

una veintena de bicicletas desde martos

Entre los participantes en el viaje solidario se encuentra un vecino de Martos, Manuel Gómez. En su caso, como destacan Antonio González y Francisco Serrano, acude con veinte bicicletas. “En esos lugares tan pobres dan utilidad a cualquier cosa que en nuestra sociedad se desecha”, explica González. Los vehículos, que se encuentran en perfecto uso, serán aprovechados por adultos y por niños.