Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
16:53
h
URGENTE

Una jugosa “hucha” municipal

El Ayuntamiento acumula 2,3 millones de superávit y 5,2 de remanente

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, comunicó, hace unas semanas, que permitirá que los ayuntamientos gasten el superávit. En el caso del de Alcalá la Real, la cantidad acumulada es más que jugosa, como quedó patente en el último pleno.

El alcalde, el socialista Carlos Hinojosa, sacó pecho por la buena situación económica de las arcas municipales, con los datos de la liquidación del presupuesto de 2017 en las manos. De hecho, el pasado ejercicio se cerró con un superávit de 2,3 millones de euros y un remanente para gastos generales —es decir, la cantidad acumulada— de unos 5,2. De esta manera, cuando llegue el visto bueno definitivo habrá que ver a qué destina tanto dinero el equipo municipal de Gobierno. La disponibilidad de esa suculenta “hucha” depende de que el Ejecutivo central levante las restricciones actuales, que suponen que los fondos solo puedan dedicarse a cuestiones como pago de deuda.

De hecho, en la sesión también se vio un informe del interventor, José María Cano, que confirma que el Ayuntamiento cumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria, de la regla de gasto y del límite de deuda. Carlos Hinojosa subrayó que el grado de ejecución en las cuentas de 2017, con una dotación de 22,4 millones, se situó en el 94,5%. Por ello, elogió la situación y los requisitos de estabilidad alcanzados en el Ayuntamiento.

En esta línea de holgura, en el mismo pleno se aprobó la baja por anulación de un préstamo por algo más de 1,1 millones, que se compensará con dinero procedente del remanente de tesorería. Por otro lado, la Corporación aprobó un suplemento de crédito por el mismo importe con el que pagarán asistencias técnicas, la compra de Terrenos, trabajos de mejora de accesibilidad en los acerados y asfaltado y pavimentaciones de calles, mejoras en los cementerios, las instalaciones deportivas, la Fortaleza de la Mota, el Palacio Abacial e inversiones en caminos y reposición. Por otro lado, el pleno respaldó un crédito extraordinario por 122.122 euros con el que se costearán trabajos relacionados con el programa de desarrollo de la zona norte de Alcalá la Real e intervenciones referentes a las atalayas. Asimismo salió adelante un suplemento de crédito por importe de 69.000 euros que se empleará en atender las necesidades de desembolso de conservación de caminos rurales —muy dañados después de las últimas lluvias— y el alumbrado de Navidad.

Polémica por el abono de facturas de años pasados

El pago de facturas por unos 74.000 euros, fechadas en 2017 pero, en ocasiones, por gastos de años pasados como la iniciativa Urbana II, hizo saltar las chispas en el pleno. El portavoz del PP, Marino Aguilera, pidió “depurar responsabilidades” y destacó el reparo expuesto por el interventor. Carlos Hinojosa explicó los motivos de la situación y dijo que la ejecución de “Urbana II” fue del 99,8%. También precisó que ha hablado con los técnicos municipales y con la empresa metalúrgica que facturó, para que la situación no se repita.