Actualizado
sábado, 03 diciembre 2016
19:22
h
URGENTE

Un vecino de Castillo muere por una colisión en la N-432

Herido el conductor de la ranchera con la que chocó el 4x4 del fallecido
  • DESTROZOS. Aspecto de los automóviles después de la colisión ocurrida en el kilómetro 384 de la N-432.
    DESTROZOS. Aspecto de los automóviles después de la colisión ocurrida en el kilómetro 384 de la N-432.

Castillo de Locubín perdió a Manuel C. C., un vecino muy querido, como consecuencia de un accidente ocurrido en la N-432, a su paso por el término de Alcalá la Real. El percance fue una fortísima colisión frontolateral, ocurrida en el kilómetro 384, a unos metros del desvío hacia la carretera de Priego y la zona del paraje de la Casilla de Romero.

La víctima mortal, de 75 años, circulaba al volante de un todoterreno que colisionó en una recta —aunque en el tramo había línea continua— con una ranchera conducida por un varón, vecino de Almería, de unos treinta años. Este último quedó ingresado en el hospital alcalaíno. Presentaba policontusiones y una herida incisa en un brazo. Los dos vehículos implicados en el suceso quedaron prácticamente destrozados y el todoterreno acabó literalmente subido en el quitamiedos de la N-432.

Todo apunta a que el 4x4, que circulaba en sentido Alcalá, invadió el carril contrario. Los investigadores, como confirman fuentes municipales castilleras, manejan la posibilidad de que el hombre sufriera un infarto u otro tipo de desvanecimiento. De hecho, el firme está en buenas condiciones después del reasfaltado realizado la pasada primavera.

Hasta el lugar se desplazó la Policía Local, la Guardia Civil, los Bomberos —que tuvieron que liberar el cadáver— y personal sanitario que atendió al herido en el lugar de los hechos. Manuel C. C. falleció prácticamente en el acto. En un principio, a causa de una confusión de los servicios de emergencias, los agentes y la ambulancia fueron dirigidos hacia la carretera de Montefrío, a unos kilómetros del punto del choque.

El accidente ocurrió justo siete años después del fallecimiento del joven alcalaíno Sergio O. A. en la N-432, aunque en aquella ocasión el percance se registró en el término de Castillo. El pasado 31 de octubre, dos mujeres —una madre y su hija—, resultaron heridas como consecuencia de un salida de vía con posterior vuelco acontecida en el kilómetro 382. En aquella ocasión, la causa del percance fue el reventón de un neumático.

Un hombre sufre un atropello en El Llanillo

Poco después del accidente mortal de la N-432 se produjo en el casco urbano de Alcalá un atropello. El punto exacto se sitúa en El Llanillo, cerca de la intersección con la calle Veracruz. Un peatón de 63 años, identificado como Rafael I. D., sufrió lesiones en la cabeza. Después de recibir asistencia en el lugar, fue trasladado en ambulancia hasta el centro de alta resolución del municipio y, tras varias pruebas, derivado hacia un hospital de Granada con traumatismo craneoencefálico. Al volante del coche que alcanzó al viandante iba una mujer, que no pudo evitar el impacto. Se contempla como causa la posibilidad de que el hombre, que es vecino de Alcalá, cayera por la forma que tiene el bordillo de la acera.