Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
21:08
h
URGENTE

Un parque sin guarda ni servicios

Las bases de selección de un vigilante del Paseo se esperan para septiembre
  • SIN UTILIDAD. Exterior de los urinarios públicos del Paseo de los Álamos, que llevan años cerrados.
    SIN UTILIDAD. Exterior de los urinarios públicos del Paseo de los Álamos, que llevan años cerrados.

El principal parque de Alcalá la Real, lleva años sin un vigilante específico, a pesar de que es una demanda cívica. Hace más de una década se jubiló el emblemático guarda, Luis Flores, y desde entonces las funciones solo se han cubierto de manera temporal con personal de la empresa Viesur.

En la votación para los presupuestos participativos de 2017 fue uno de los proyectos votados en las urnas por los vecinos. Sin embargo, la iniciativa todavía no se ha llevado a cabo. El pasado invierno, el alcalde, Carlos Hinojosa, explicó que, contra el criterio algunos técnicos municipales, él prefería que no se tratara de un vigilante “con porra, pistola y esposa”, con el consiguiente ahorro. La medida supondría un gasto añadido al que tendrían que hacer frente las arcas locales en sucesivos ejercicios presupuestarios.

Fuentes del Ayuntamiento consultadas por Diario JAÉN explican que actualmente se trabaja para acabar de redactar las bases en relació al proceso de selección, de manera que “muy probablemente” se publicarán en el mes de septiembre. De esta manera, la esperada provisión del servicio será una realidad en cuestión de solamente unos meses.

Otra cuestión que preocupa a la población alcalaína, en particular a los usuarios de la zona verde, es la falta de uso de los urinarios públicos construidos en uno de los laterales del edificio de Capuchinos. En este sentido, el equipo de Gobierno no es tan explícito como en el caso del vigilante y se limita a precisa que no hay novedades.

La cuestión de los servicios colea desde hace años. Construidos con fondos de unos de los planes E de José Luis Rodríguez Zapateros, fueron inaugurados en octubre de 2010 después de una inversón de 36.365 euros. Estaban muy bien equipados y dotados incluso para personas con movilidad reducida. Sin embargo no permanecieron demasiado tiempo abiertos. En diciembre de 2012, cuando todavía estaba en la Alcaldía Elena Víboras, se cerraron definitivamente. La justificación era que habían sido literalmente reventados en varias ocasiones. En un principio, la propia responsable indicó que se trataba de un cierre temporal y que iban a ponerse a servicio de los vecinos una vez que subieran las temperaturas. Sin embargo, pese al tiempo transcurrido, siguen inaccesibles, incluso cuando hay celebaciones en el parque, que, durante las fiestas patronales en honor de la Virgen de las Mercedes acogió unos concuridos conciertos durante la noche de los fuegos artificiales.

Los usuarios del parque critican la situación y que no se aprovechen unas instalaciones que han costado tanto dinero público. Igualmente critica que son muchas las personas, sobre todo mayores que optan por orinar entre la vegetación del Paseo de los Álamos. Una posible solución, que entroncaría con la próxima incorporación de un guarda, es propuesta por los vecinos. Consiste en entregar al vigilante las llaves de los urinarios, de manera que este se encargara de abrir a quienes necesiten recurrir a los servicios. En las próximas semanas se conocerá si el equipo de Gobierno opta por la reapertura de las dependencias o por dejarlas como se encuentran desde hace cerca de seis años.