Actualizado
lunes, 24 julio 2017
18:44
h
URGENTE

Foro para concienciar sobre el desperdicio de alimentos

Clausura de un programa internacional financiado con fondos de Europa
  • SOSTENIBILIDAD. Representantes institucionales, en primer plano, con alumnos participantes en el programa financiado con fondos europeos.
    SOSTENIBILIDAD. Representantes institucionales, en primer plano, con alumnos participantes en el programa financiado con fondos europeos.

La clausura del programa europeo “¡No desperdicies nuestro futuro!” —dedicado a concienciar sobre el aprovechamiento de la comida— se celebró en Capuchinos. El acto contó con la presencia, entre otros, del alcalde, Carlos Hinojosa, y el presidente de la Diputación, Francisco Reyes. En la propuesta, aparte del Ayuntamiento, participaron el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (Famsi) y los institutos de Dos Hermanas y San José de la Rinconada (Sevilla), Nerva (Huelva) y el Alfonso XI de Alcalá la Real, así como otros socios. La campaña fomentó hábitos de consumo individuales y colectivos para reducir la cantidad de alimentos desperdiciados, fomentar la reutilización de alimentos sobrantes en los establecimientos y propiciar un cambio real de actitudes en la ciudadanía han sido objetivos claros de este programa. En el caso de Alcalá, entre otras acciones, como charlas para alumnos, se repartieron tarteras en restaurantes para que los clientes de los negocios guardaran la comida que les había sobrado.

Carlos Hinojosa subrayó que la experiencia fue gratificante y un ejemplo de que la colaboración entre instituciones permite llegar a más gente y en mejores condiciones”. “El desarrollo del programa ha sido muy positivo y el proyecto no solo se ha quedado en sus aulas, sino que ha llegado al conjunto de la sociedad alcalaína y del resto de municipios participantes”, manifestó el alcalde.

Por su parte, Francisco Reyes dijo que desde la Famsi se decidió que la clausura fuera en Alcalá la Real y que era fruto de la causalidad, pues desde hace décadas ha tenido buena acogida la cooperación internacional para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. “A través de los recursos que tenemos, debemos orientarnos hacia un consumo responsable, pues no se puede seguir desperdiciando alimentos cuando hay familias que tienen dificultades para comer tres veces al día”. remarcó el presidente de la Diputación Provincial de Jaén. El proyecto hizo hincapié en el enorme desperdicio de comida que se genera cada año, que es principalmente un obstáculo práctico para la lucha mundial contra el hambre y la pobreza. Una persona de cada siete en el mundo pasa hambre y un tercio de la producción alimenticia es desperdiciada. La estrategia pretendía hacer hincapié en todo e proceso, desde la producción hasta la distribución y, sobre todo, en el momento del consumo.