Actualizado
domingo, 11 noviembre 2018
13:32
h
URGENTE

Encuentro inesperado con una prima tercera llegada de Brasil

La americana Elisabete Maria Santos Gottschall conoce a su familia Heredia

Unos momentos repletos de magia. La ciudadana brasileña Elisabete Maria Santos Gottschald —de soltera Elisabete Maria Heredia— acaba de cumplir una de las ilusiones de su vida, conocer sus raíces en Alcalá la Real, el municipio del que partieron sus bisabuelos, Isidro Heredia Hidalgo y María Frías Moya —ya padres de familia—, hace más de 125 años. La protagonista de la historia viajó hasta la ciudad de la Mota acompañada de su esposo, el doctor en Medicina Carlos Antonio Mascia.

El encuentro fue de lo más casual. Según explica uno de los parientes alcalaínos, el conocido profesor Antonio Heredia, la mujer preguntó al dueño del restaurante del Hotel Torrepalma por alguien con ese apellido y la derivó a él. Resultó que ambos son primos terceros —es decir que los respectivos bisabuelos eran hermanos—. El matrimonio americano, que entró en la Península Ibérica por Lisboa (Portugal), realiza un recorrido por varias ciudades y decidió hacer una escala especial en la patria chica de los ancestros de la mujer.

Antonio Heredia confirmó el parentesco ya que tenía los datos del abuelo de la mujer, sobre el que se escribió una reseña en el programa de la Virgen de las Mercedes de 1956, poco antes de que muriera. En el artículo se recogía también una carta del doctor Heredia Frías a la patrona. El encuentro resultó muy emotivo e incluyó un rápido recorrido por la calle Llanete del Conde —donde vivió esta rama de la familia Heredia—, el interior de las iglesias de Consolación y de San Juan y un rico desayuno de chocolate con churros en el Paseo. Se trató de un recorrido muy sentimental en el que estuvieron hermanos y primos de Antonio. Con el idioma no hubo problema, ya que, por su residencia en la zona próxima a Uruguay, la pareja habla con fluidez el español. La visitante se mostró especialmente encantada al observar la publicación de su abuelo en el programa de los años 50. Hace unos meses, su hermano también estuvo en Alcalá, aunque no logró dar con sus parientes. Una de las cosas que más gustó a Elisabete Maria fue los churros, una delicia gastronómica que la cautivó.

Isidro Heredia Frías, que llegó a ser un afamado doctor en Medicina y Farmacia en la ciudad de Porto Alegre, al sur de Brasil, siempre habló a sus descendientes de Alcalá la Real y la Virgen de las Mercedes. De hecho, el abuelo de la mujer brasileña hizo hincapié a sus vástagos sobre España, lo que les permitió mantener claros los orígenes y, de esta manera, localizar a sus primos terceros.