Actualizado
martes, 11 diciembre 2018
09:48
h
URGENTE

El festival se desparrama con múltiples actividades

Expectativas positivas de la organización, que prevé un aumento de visitantes en una iniciativa que combina música, circo, teatro, cine, talleres, foros de debate y juegos

Los Encuentros Étnicos en la Sierra Sur llegan con buenas sensaciones. Un refrescante torbellino de actividades, más de cincuenta, conforma la vigesimosegunda edición del festival Etnosur, que alcanza hoy su ecuador. El alcalde, Carlos Hinojosa, apunta a un incremento en la cifra de visitantes. Sustenta esta afirmación en dos datos: el lleno en la acampada de la SAFA, que obliga a habilitar una segunda área, y la adquisición de todas las entradas del concierto del rapero Residente que, mañana por la noche, supondrá la guinda.

El acto inaugural se celebró en el centro social de La Tejuela, con la presencia, entre otros, del propio Hinojosa y varios ediles; el coordinador general del Instituto Andaluz de la Juventud, Francisco Tomás Pizarro, y el diputado provincial de Promoción y Turismo, Manuel Fernández. El alcalde subrayó la variedad de la oferta de Etnosur y la presencia de “artistas de primer nivel” procedentes de diversos puntos del planeta. En cuanto a la programación, destacó la actuación Small Island Big Song, una producción dedicada al folclore de los océanos Índico y Pacífico —leitmotiv de la edición de 2018—, que pondrá sobre el escenario a más de cien músicos. El alcalde calificó Etnosur de “ventana abierta al mundo”. Por su parte, Pizarro y Fernández tuvieron palabras elogiosas para la convocatoria cultural, “relevante en el panorama nacional”. El responsable de la Diputación criticó las dificultades añadidas derivadas de la nueva legislación de contratos.

Después de la apertura llegó un momento especial, la entrega del Premio Etnosur, concedido a Helena Maleno, quien lucha, desde hace años, por ayudar a los migrantes que pretenden llegar a Europa desde África. La activista no pudo acudir, ya que se enfrenta a un proceso judicial en Marruecos y no consiguió el preceptivo visado. En su lugar recogió el galardón Cristóbal Fábrega, fiscal delegado de Extranjería e Inmigración de la Fiscalía de Jaén y presidente de la Mesa de Coordinación de Lucha Contra la Trata de Seres Humanos de la Provincia de Jaén. Fábrega denunció la persecución a quienes buscan un porvenir mejor, misión por la que pagan “un precio muy alto” mientras la sociedad mira para otro lado. “Salvar vidas no es delito”, manifestó. La distinción consiste en una obra de arte con forma de patera elaborada por el creador catalán Xavier de Torres.

Los organizadores de los Encuentros Étnicos en la Sierra Sur tuvieron la ocasión de dialogar con Helena Maleno a través de Skype. La almeriense, que prorrumpió en llanto al final de su intervención, hizo un alegato e favor de los inmigrantes. También habló de su situación actual a la espera de que se celebre el juicio. Los presentes le tributaron una sonora y prolongada ovación.

Contenidos. Hoy es la jornada principal de Etnosur. La programación incluye talleres —yoga, alimentación, de jugar a ser otros yo, unión de culturas, modelado de tikis, hulu manu, papel marmolado y danza polinesia y tahitiana—, juegos en la calle, proyecciones de cine, narraciones y teatro —“Solo en la sala”, de Juan del Arco”—. La sesión del foro de debate se titula “Cambiar las imágenes para cambiar el mundo” y corre a cargo de Yolanda Domínguez. En el plano musical, se suceden las actuaciones del dúo ruso Two Siberians —Plaza del Ayuntamiento— y, por la noche, en el escenario principal, Antonio Lizana (España), la producción Small Island Big Song, Betsayda Machado y La Parranda del Clavo (Venezuela) y Baianasystem (Brasil).