Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

El Día de la Bicicleta reúne a alrededor de 750 personas

El itinerario, con destino en la aldea de Santa Ana, termina con una fiesta muy concurrida en el Paseo de los Álamos
  • CONVIVENCIA. Asistentes a la fiesta de clausura del Día de la Bicicleta, celebrada en el Paseo de los Álamos.
    CONVIVENCIA. Asistentes a la fiesta de clausura del Día de la Bicicleta, celebrada en el Paseo de los Álamos.

El Día de la Bicicleta volvió a evidenciar la afición por estos vehículos que existe en Alcalá la Real. La actividad, con salida en la Plaza del Ayuntamiento y final en el Paseo de los Álamos, visitó la aldea de Santa Ana. El número de participantes fue este año de unos 750. La actividad, promovida por el Ayuntamiento y organizada por la empresa Gado, contó con la colaboración de Protección Civil, la Policía Local y la Benemérita. Los asistentes recibieron bolsas con avituallamiento. Al término del recorrido se celebró una animada fiesta con entrega de regalos.

Los obsequios se entregaron en el templete de los músicos, en un acto con la presencia del alcalde, Carlos Hinojosa; la concejal de Deportes y Salud, María del Carmen Rosales, y la de Empleo, Comercio y Turismo, Eva Bermúdez. Fátima Deliches, caracterizada como Barbie, fue distinguida en la categoría de disfraz, mientras que en grupos se reconoció a “Zumaque 15”, “Chapurun 19” y “Cuidando mis flores”. En cuanto a las bicicletas más originales o antiguas, se premió a Fermín Torres, Clemente Ramírez y Antonio Romero, por sus vehículos de los 40, y a Carolina Algar, por uno “vintage”. Por lo que respecta a los asistentes más veteranos, fueron Celestino Frías, de 89 años; José Puche, de 88, y el septuagenario Manuel Pasadas —con su acordeón—. Figuraban como niños más pequeños José Campaña y Martina Zamora, menores de 3 años, y Carlos Castillo y Mario Torres, con edades por debajo de 4. Como familias más numerosas concurrieron los Contreras González, con 6 miembros, y los Carrillo Bravo y los Rosales Castillo, con 5. María del Carmen Rosales muestra su “felicidad y orgullo” por la respuesta cívica a actividades de este tipo, con muchas familias y amigos. “Da gusto representar a un pueblo con estos valores y me he llegado a emocionar. Esto da la medida de la calidad de nuestra gente”, dice la concejal.