Actualizado
miércoles, 18 julio 2018
17:54
h
URGENTE

Amokafre Band, rock rústico

El cuarteto ofrece conciertos potentes con canciones propias y versiones
Ver comentarios

Hace años, el Koala popularizó su “rock rústico de lomo ancho”. El fuerte vínculo con el mundo del campo está muy presente ahora en un grupo del municipio, Amokafre Band, aunque su estilo es muy diferente del que tiene el cantante malagueño.

El curioso nombre del conjunto, variante en la zona de la palabra almocafre —una herramienta para quitar hierba— habla a las claras de su vinculación con la tierra. Tres de los componentes, el batería, Isidro Pareja, y los guitarristas Joaquín Pérez y Pablo Blanco son de Mures, mientras que el montefrieño Daniel Ávila, voz y bajo reside en Alcalá.

Constituido el pasado mes de septiembre, la banda ha ofrecido ya tres conciertos con buena aceptación. El primero fue en el silo; el segundo, en el Café-Bar Musical Casablanca y el último, en el Salón Felipe de Mures. La próxima cita será en la Fiesta de la Primavera, prevista para el último fin de semana de mayo en el silo.

La mitad del repertorio se basa en versiones de Barón Rojo, Platero y Tú, Extremoduro, Tierra Santa, Los Suaves, The Offspring y otros, mientras que también tienen composiciones propias, algunas con letras rurales. Son “Amokafre”, “Anís seco”, “Esclavo de la noche”, “Veinte primaveras”, “Dando porculo”, “los chicos no valen nada” y “El destructor”.

“Tocamos todos los palos del rock: metal, punk y rock and roll. Basamos los conciertos en bastante humor. La gente se lo pasa bien y nosotros también”, resume Daniel Ávila. El cantante asegura que actualmente, para reunir dinero, venden camisetas con las emblemáticas herramientas, para, cuando resulte posible, meterse en un estudio y grabar un disco propio. Algunas de las actuaciones pueden contemplarse en el perfil de Facebook del grupo y en Youtube.

Los “amocafres” tienen una sólida trayectoria, de manera que han pasado por otros grupos. Isidro Pareja, como Pablo Blanco estuvo en Shatter, y es miembro de veterano proyecto Flash. Joaquín Pérez perteneció a Devil Eye y otros conjuntos y Daniel Ávila es recordado como vocalista de Achake, uno de los conjuntos más sólidos de la última década en Alcalá. Los exponentes del “rock rural” ensayan los fines de semana y son parte de la Asociación Sacamoños. Para los próximos meses, la ideas es llevar su potente y pegadizo directo por Granada y Jaén.