Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
16:30
h
URGENTE

Aceites de distintos sabores para llegar a todo el mundo

La empresa Grupo Elayo desarrolla innovaciones dentro del sector oleícola
Ver comentarios
  • INVESTIGACIÓN. José María Olmo Peinado, director de esta empresa.
    INVESTIGACIÓN. José María Olmo Peinado, director de esta empresa.

Tomar aceite de diferentes sabores, como puede ser, por ejemplo, chocolate, ya es posible. La empresa jiennense Grupo Elayo nació hace unos años con el objetivo de revalorizar el sector del olivar e investigar y desarrollar novedades dentro del mundo del aceite de oliva.

“Somos una empresa de I+D dentro del sector del olivar. Somos una empresa un poco atípica. Nuestra base está en la deconstrucción de la aceituna, no tratamos la aceituna como un todo. Nosotros deconstruimos la aceituna, sacamos productos de cada una de las partes que lo componen, de la piel, del hueso, de la semilla interna, de la pulpa, de todos sacamos diferentes procesos”, explica José María Olmo, director de la empresa.

Esta compañía cuenta con alrededor de entre 15 y 20 productos diferentes que están relacionados con el aceite de oliva, como por ejemplo la ultrafiltración de dicho aceite, que como resultado permite que a los aceites se les puedan dar diferentes sabores.

“Conseguimos aceites a los cuales podemos darles sabores. Como por ejemplo, a mantequilla, a sésamo, a naranja, a tomate, a chocolate. Intentamos que un aceite de oliva lo puedan consumir personas que de otra forma por sus connotaciones de sabor o textura no lo hubieran consumido. A lo mejor alguien de China que está habituado a comer aceite de soja nunca comería aceite de oliva, pero si les das aceite de oliva con sabor a soja es posible que lo pruebe”, afirma Olmo.

Además, defiende que con esta innovación lo que pretenden es crear aceites a la carta para diferentes culturas del mundo. Por tanto, no buscan tanto vender aceite, sino darle a los clientes los productos que les gustan pero conteniendo una base saludable de aceite de oliva virgen extra.

“Nuestra empresa nace con la filosofía de dar e intentar vender aceite o cualquier producto que tenga una base de aceite a cualquier parte del mundo sin cambiarles los hábitos alimenticios a esas personas”, defiende Olmo.

Por otra parte, defiende que desde un principio la empresa tuvo intención de desarrollar investigaciones para poder hacer un mejor aprovechamiento de las aceitunas y acometer proyectos que otras empresas no realizan.

“Todo el sector está en una simple tesitura, coger aceituna, triturarla y sacar aceite. Pero no son capaces de sacar cualquier otro producto que ya lo contiene. Al poner nuevos productos encima de la mesa, ahora hay investigaciones que se están abriendo para ver el aprovechamiento de todas las partes separadas de la aceituna”, explica.

Y es que esta empresa tiene claro que la innovación es necesaria dentro de este sector. Prueba de ello son los diferentes productos y proyectos que prevén seguir desarrollando en este campo.