Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
22:47
h
URGENTE

A vueltas con la inversión de remanentes

La Diputación debate la liquidación de las cuentas de 2017 y la oposición exige más ejecución presupuestaria
  • PLENO. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, se dirige a la Corporación durante la celebración de la sesión de marzo en la que se debatió la liquidación presupuestaria del ejercicio de 2017.
    PLENO. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, se dirige a la Corporación durante la celebración de la sesión de marzo en la que se debatió la liquidación presupuestaria del ejercicio de 2017.

La liquidación del ejercicio 2017 del Presupuesto General de la Diputación, la incorporación de sus remanentes y el cambio de gestión de Geolit eran los puntos estrella del orden del día del pleno correspondiente a marzo de la Corporación Provincial pero, sin renunciar a su protagonismo, compartieron debate y minutos con otros “invitados” como el tranvía de Jaén, el reparto de fondos para el arreglo de caminos rurales y el nuevo centro de salud de Bailén. Fue en una sesión más larga de lo habitual en la que, una vez más, el debate de los puntos del día estuvo salpicado por reproches cruzados a la Junta y el Gobierno central y las respectivas políticas de los socialistas y populares.

Inversión de remanentes versus falta de ejecución presupuestaria. Fueron los principales argumentos en torno al punto más debatido: la liquidación de la cuentas de la Diputación Provincial. En el ejercicio de 2017, tal y como resalta el equipo de Gobierno, se ha alcanzado un nivel de ejecución de un 97% de las previsiones, tanto de ingresos como de gastos recogidas en el presupuesto inicial, dotado con 224,5 millones de euros. Así lo destacó la vicepresidenta primera y responsable de Economía, Hacienda y Asistencia a Municipios, Pilar Parra, que resaltó la labor financiera de la Administración como “sólida y ejemplar”: “Estos resultados reflejan una buena gestión del dinero público, que nos dice que hemos sido capaces de cumplir todas las obligaciones que tenemos contraídas con ayuntamientos y proveedores y que ha permitido que proyectos que no estaban presupuestados se puedan ejecutar”. Tal y como resaltó, se ha generado un ahorro neto de 28,2 millones de euros: “Además no hemos tenido que acogernos a ningún plan de ajuste ni mantenemos deuda con proveedores”. “El índice de endeudamiento se sitúa en un 42%, cuando el máximo legal es del 110%”, añadió.

Sobre esta liquidación del Presupuesto de la Diputación de 2017, Parra resalta que la Diputación ejecuta un gasto por habitante de 320 euros, muy por encima de la media andaluza que se sitúa en 217 euros y las transferencias realizadas a ayuntamientos superan los 34 millones de euros.

Enfrente, los diferentes grupos en la oposición pusieron de manifiesto su postura. Miguel Moreno, entre los diputados no adscritos, valoró que esta es una de las administraciones más “controladas y saneadas” y elogió las cuentas, aunque también criticó que existan partidas presupuestarias sin ejecutar. Instó, de esta forma, a la Diputación a tener una visión más “inversora y valiente” en los próximos ejercicios ante la mejora de la economía para impulsar el desarrollo. Miguel Manuel García, portavoz de Izquierda Unida, también puso el acento en la falta de ejecución presupuestaria que calculó en un 25% y criticó que son cantidades muy importantes las que se dejan de invertir. Por parte del PP, el diputado Jesús Estrella, pronunció un enérgico discurso para censurar el optimismo de la vicepresidenta: “Un año más esta es la mejor Diputación para la señora Parra”. Y recurrió al informe de la Inversión Territorial Integrada y los datos que avalan su necesidad para recriminar que esta debe conseguir lo que no han hecho “40 años de Gobierno socialista”. El despegue de Jaén, señaló, se frena, “año tras año” con una gestión que hace “más Diputación y menos provincia”, ya que como dijo, el 74% del presupuesto se dedica al propio funcionamiento. Al igual que el resto de la oposición, criticó que los incumplimientos en ejecución que se convierten en remanentes “que luego gastan a su antojo”. El duro debate de este punto entre Estrella y Parra, cargado de reproches, fue afeado tanto por Moreno como García, que recordaron que volvían a la “vieja liturgia de extrapolar cada debate a los temas de siempre”, “armas arrojadizas entre Junta y Gobierno”.

La liquidación del Presupuesto permitirá, como apuntó Parra, dos partidas “muy importantes” para los ayuntamientos. Una, dotada con 15,3 millones euros, está dirigida a un plan especial para la realización de obras, servicios, planes de empleo y caminos rurales por parte de los ayuntamientos. Además, el remanente permitirá que la Administración provincial pueda devolver un total de 3 millones de euros del Premio de Cobranza que cobra a aquellos consistorios que le tienen encomendada la gestión de los impuestos municipales. “Esto supondrá que los ayuntamientos recuperen el 42,6% del dinero que abonan por este servicio”, apuntó Parra.

Otro de los puntos de interés fue la aprobación del cambio de modelo de gestión del Parque Científico-Tecnológico de Geolit tras la adquisición de la totalidad de su accionariado por parte de la Diputación de Jaén. Así, este parque, que tenía un modelo de gestión indirecta al ser una sociedad conformada por distintos patronos, pasará a ser gestionado de forma directa por la Administración provincial. Este punto contó con la abstención del PP ya que su portavoz, Miguel Contreras, insistió en la necesidad de un informe de la Secretaría General que dé “seguridad jurídica” al posicionamiento de los diputados. También se detuvo en que Geolit “año tras año, presenta cuentas con pérdidas” y no ha respondido a las expectativas con las que se creó: “Una vez más la Diputación va a tapar las vergüenzas de la Junta”. Parra le explicó que no es necesario este informe, recordó las cifras que avalan en los diez últimos años el crecimiento de Geolit y acusó al portavoz popular de querer “obstaculizar un importante proyecto para Jaén”, al tiempo que recordó a Contreras el fracaso de Gobierno municipal con el polígono Nuevo Jaén.

Y también la política del Ayuntamiento de la capital tuvo protagonismo con la moción presentada por el no adscrito Miguel Moreno, en la que instaba a la puesta en marcha inmediata del tranvía de Jaén, con un acuerdo con la Junta y la Diputación de asumir la financiación y el pronunciamiento del resto de municipios sobre el interés de su funcionamiento. Tras el debate, en el que Contreras repasó los “errores de planificación” de este “capricho electoral de 128 millones de euros” y la necesidad de que todas las administraciones sumen por su carácter metropolitano, fue aprobada la moción aunque sin el voto del PP.

Controversia por la dotación para caminos en el plan especial

Fue uno de los debates más destacados de la sesión aunque aprobado finalmente por unanimidad. Dentro de las partidas de remanentes existe un plan especial para la realización de obras, servicios, planes de empleo y caminos rurales por parte de los ayuntamientos. De la cantidad destinada a este plan —del que se beneficiarán los 97 ayuntamientos y que fue consensuado con los responsables municipales en el Consejo de Alcaldes, como recordó el equipo de Gobierno— un total de 8,3 millones de euros estarán dirigidos a sufragar la ejecución de obras, la prestación de servicios y la realización de planes de empleo. A esta partida, se sumarán 6,3 millones de euros para el acondicionamiento de los caminos rurales y 716.000 euros se repartirán en función de las camas turísticas de cada localidad. Tanto el portavoz de Izquierda Unida como el del Partido Popular, aludieron a las dudas de varios alcaldes de la provincia del reparto de esta partida dentro del plan y el condicionante de dedicarlo a caminos rurales, como partidas finalistas que pueden afectar a inversiones ya comprometidas. De hecho, aludieron hasta malentendidos dentro del propio Consejo de Alcaldes. Plantearon que, con los remanentes, se mantuviera el plan especial como en años anteriores dedicado a inversiones y obras, al que se destinaran los 13 millones previstos, y aumentara la cantidad para el arreglo de vías rurales, para la cofinanciación de las ayudas de la Junta.

Sin acuerdo por el centro de salud de Bailén

Fue una moción presentada por Izquierda Unida pero firmada también por el Partido Popular y, finalmente, se quedó en el camino al no conseguir el voto del grupo mayoritario del PSOE. Como expuso García, Bailén ha sido “engañado” por la Junta tras reducir el proyecto del centro sanitario —con servicios duplicados tanto en el antiguo centro como en las nuevas instalaciones— y dedicar las antiguas dependencias a otros menesteres, situación por la que los vecinos de Bailén se están movilizando con recogidas de firmas. Como recordaron, el pleno municipal sí aprobó una moción similar por unanimidad. Recriminaron así a los socialistas de la Diputación no apoyar esta moción dirigida a la Consejería por “intereses partidistas”.

Unanimidad por la A-44 y el Corredor Central

Las dos propuestas del PSOE consiguieron la unanimidad del pleno: exigir al Gobierno de España que arregle de manera urgente la A-4 a su paso por la provincia y mayor financiación para terminar la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla, perteneciente al Corredor Central. “Ya no nos conformamos con la pequeña intervención que el Gobierno ha anunciado, sino que pedimos un arreglo integral y completo y no un reasfaltado como lo que se pretende hacer”, dijo la diputada Isabel Uceda. Por su parte, el diputado José Castro aseguró que “es ridículo” que el PP haya presupuestado 30 millones para esta vía ferroviaria cuando quedan obras por hacer por un importe de 1.300 millones”.