Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
14:00
h
URGENTE

Una tormenta daña el casco urbano de Beas

Se registraron 110 litros de lluvia y granizo durante una hora

Dicen los mayores que la cantidad de lluvia no fue mayor, pero que sí lo hizo con más fuerza. La tormenta que el casco urbano de Beas de Segura recibió en la última hora del pasado domingo se compara con las riadas del 17 de septiembre de 1955, cuando murieron tres personas en el primer día de la feria. Fueron 45 minutos de lluvias torrenciales, poco antes de las once de la noche. En apenas una hora, 110 litros de agua dejaban una dura tormenta. Varias calles se tuvieron que cortar, viviendas y locales estaban anegados de agua y barro, el suministro de luz se cortó en el pueblo. Tres personas resultaron heridas, una de ellas derivada al Centro Hospitalario de Alta Resolución Sierra de Segura.

Por otro lado, los canales de defensa hídrica que bordean el pueblo por sus zonas más altas, en algunos puntos, se obstruyeron, los arroyos San Agustín y el que atraviesa la calle Palomares, evacuaron en poco tiempo lodo, piedras, agua y materiales como plásticos. Los lugares de salida del agua, a las calles Las Tiendas, el Paseo, Angosto, Palomares y Maestro Mateo Marín, fueron testigos directos. Hasta cinco vehículos llegaron a juntarse por la fuerza del agua al ser arrastrados. El Centro de Salud de Beas de Segura, alguna dependencia del edificio de la biblioteca o el propio museo de San Marcos no se libraron tampoco del agua.

Hasta que llegó el granizo. Los pluviómetros en pocos minutos se llenaban y se vaciaban, 57 litros de lluvia a las primeras de cambio. La tormenta se localizó en el casco urbano, prácticamente a pocos kilómetros del municipio, los efectos de la misma no se notan. Los escolares de Primaria iniciaron, ayer, el curso sin problemas. Limpiar las calles, sacar el agua de los edificios y valorar las pérdidas son algunas de las acciones en las que los habitantes de Beas de Segura se encuentran inmersos antes del comienzo de la feria que comenzarán el próximo fin de semana.

La Diputación de Jaén colaborará en las tareas de limpieza y de valoración de los daños provocados. La vicepresidenta primera y responsable de Economía, Hacienda y Asistencia a Municipios, Pilar Parra, visitó ayer Beas de Segura acompañada de la alcaldesa en funciones beatense, Mercedes Soria.