Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
16:39
h
URGENTE

La provincia de Jaén cuenta con un potencial enorme de emprendimiento e ilusión. Así lo demostró el tercer encuentro del Foro de Emprendedores Lince, un acto organizado por Ifeja junto al patrocinio de la Diputación Provincial y la colaboración de la Junta de Andalucía. En esta edición, fueron 44 los participantes que presentaron sus proyectos en un perfecto laboratorio de iniciativas jiennenses.

Una completa jornada basada en el emprendimiento que generó, ayer, el clima ideal para el impulso de la sinergia empresarial entre todos los asistentes. “Un foro de encuentro, de convivencia y de conocimientos”, definió Francisco Reyes, presidente de la Diputación. Ideas originales que aúnan la innovación con la puesta “en valor de recursos con los que siempre hemos contado en la provincia”. Reyes también estableció que “es muy importante dar a conocer estas experiencias”, sobre todo, “para que aquellos que quieran permanecer en su municipio y en su provincia lo hagan. Porque son muchos los que quieren montar su proyecto personal allá donde han nacido”.

Kike Calleja fue el encargado de presentar este acto en el que el emprendedor y experto en inteligencia artificial Marc Vidal ofreció una conferencia titulada “El futuro no se espera, se conquista”. El broche de oro lo puso la celebración de una mesa redonda donde los ponentes centraron sus palabras en fomentar la ilusión de todos los presentes. Con frases tan motivadoras como la de Jesús Alonso Gallo, profesor de la Escuela de Organización Industrial de Madrid: “Si crees en algo, lo puedes crear” o “solo se puede emprender con éxito algo que está en tu corazón”. También fueron muchos los consejos que se dieron, como los de Aquilino Antuña, director general de Eurona-Quantis, quien les enseñó que hay que estar preparados para equivocarse y que “la riqueza de emprender es infinita”. Miguel Ángel Molinero, socio director de Rurapolis, alentó a tener los ojos abiertos ante las oportunidades y destacó: “En el momento en el que pongáis el corazón en lo que hacéis, saldrá bien”. Para concluir, Juan Francisco Delgado, vicepresidente de la Fundación Intec, les explicó que, para ser emprendedor, “hay que partir de la realidad que se tiene”, estar abiertos a lo que dicen los demás y aprender a hacer las cosas de manera diferente y animó que todos buscaran su pasión para que no se convirtieran en “fantasmas de la vida”.

Finalmente, 11 proyectos, de los 44 presentados, fueron llevados a escena. CRJ4 Bloqueador de cerraduras, Agua de olivo, Legal Label, El gazpacho de Carmeli, DoS-Believe in second chances, Vangudi Home; Cooperacción, procesos que transforman; Want and be, ETC Educación y Consultoría técnico-científica y turismo astronómico fueron los trabajos seleccionados en esta edición. Proyectos que sorprendieron, gratamente, a los ponentes por su innovación y gran desarrollo.

El empujón necesario para hacer realidad los sueños

La cita incluyó una mesa redonda con los emprendedores Jesús Alonso Gallo, Miguel Ángel Molinero Espadas, Aquilino Antuña y Juan Francisco Delgado; y cuyo moderador fue Juan Espejo, director de Diario JAÉN quien animó a los asistentes a “seguir trabajando por el futuro de esta tierra desde el emprendimiento y desde la ilusión. Porque los sueños, si se sueñan, se conquistan permanentemente”.

La tecnología se presenta como la llave hacia el futuro
idcon=13061581;order=10

Marc Vidal, emprendedor, consultor y experto en inteligencia artificial, fue uno de los protagonistas del Foro Lince 2017 con la presentación de una conferencia titulada “El futuro no se espera, se conquista”. “Vivimos un momento de revolución digital y tecnológica en el que muchas personas consideran que esa tecnología les va a apartar de su puesto laboral o algunas empresas que creen que esa irrupción va a acabar con su modelo de negocio. Y esa es una mala reacción”, declaró. Para adaptarse a estos cambios, Vidal propuso que las empresas moderasen sus modelos de negocio y que las personas adquieran “nuevas habilidades mucho más humanas frente a las tecnologías”.

La evolución de este sector es algo que ha marcado la sociedad actual. Así, tal y como explicó Vidal, “hace un tiempo, para escuchar música teníamos que comprar un disco en una tienda de discos. Eso tenía una cadena de valor larguísima. Hoy día, es un servicio y escuchas tanta música como quieras con una cuota mensual en alguna plataforma. Pasa con los libros, pasa con el cine, pasará con los coches y pasará con muchísimas tecnologías que promocionan algún servicio o producto”. Un avance propio de esta era que consigue hacer la vida más fácil, “la tecnología es algo que nos hace mejores, que nos hace vivir mejor y permitirnos algunas cosas que antes eran imposibles”, indicó el ponente.