Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

Una llamada a la tranquilidad tras un nuevo seísmo en Jódar

Un terremoto de magnitud 3.7 en la escala Richter fue registrado en el municipio
Ver comentarios
  • TEMBLOR. El terremoto registrado la madrugada del martes no provocó daños materiales ni personales.
    TEMBLOR. El terremoto registrado la madrugada del martes no provocó daños materiales ni personales.

La tierra volvió a temblar en el municipio de Jódar. Según los registros del Instituto Geográfico Nacional (IGN), la ciudad galduriense sufrió un nuevo terremoto de magnitud 3,7 en la escala de Richter. Fue en la madrugada del martes cuando se produjo el seísmo, el cual no causó ningún tipo de daños de índole material ni personal, según manifestó a este periódico el alcalde, José Luis Hidalgo. De hecho, ni los servicios de emergencias ni la Policía Local recibieron avisos de la población.

“Sí se percibió, aunque no ha habido llamadas a la Policía porque, entre la gente, parece que ya ha cundido ese mensaje de tranquilidad que nos dieron las instituciones, puesto que estamos en zona sísmica y es algo que puede considerarse normal”, indicó el regidor. No en vano, el Ayuntamiento mantuvo, la semana pasada, una reunión con responsables del IGN para abordar la situación que se deriva de los seísmos en Jódar y otros municipios cercanos. “El mensaje que nos transmiten es que tengamos calma y tranquilidad y lo asumamos con normalidad porque se pueden producir esas repeticiones”, agregó.

Y es que, según el IGN, el seísmo registrado se notó las 3:53 horas, con epicentro al este de Jódar a una profundidad de once kilómetros. Pero no fue el único, ya que a lo largo de la noche se sucedieron más seísmos de menor intensidad en la comarca. En concreto, la magnitud de los mismos osciló entre 2,0 y 2,6 en la escala Richter, todos ellos con epicentro en el municipio de Peal de Becerro, sin que ninguno de ellos hayan causado daños.

Por su parte, el servicio unificado de emergencias 112 Andalucía informó, en un comunicado, de que no se recibió ninguna llamada de vecinos en relación con este terremoto ni tiene constancia de que haya sido sentido por la población o de que se hayan producido daños personales o materiales tras contactar con los servicios operativos de la localidad y los municipios limítrofes de la comarca. Este tipo de fenómenos es resulta novedoso en esta zona de la provincia. Y es que, desde que comenzó el año, se produjeron en la zona más de un centenar de movimientos de los cuales sólo una docena superó la magnitud 3,0 en la escala Richter y dos de ellos 4,0.

Precisamente, la última vez que tembló la tierra en Jódar fue a primeros de este mes, cuando un terremoto de magnitud 3.4 en la escala Richter se registró sobre las doce y media de la noche. Concretamente, el epicentro fue el noroeste del municipio, a una profundidad de cinco kilómetros, según fuentes del Instituto Geográfico de Jódar (IGN). En esa ocasión tampoco se produjeron daños materiales ni heridos.

Anteriormente a ese seísmo, el municipio galduriense sufrió otro terremoto de magnitud 4.0 a finales de marzo. Este seísmo se notó sobre las tres de la tarde, con epicentro al este de Jódar a una profundidad de cinco kilómetros. El 112 tan solo recibió entonces el aviso de un vecino que notó, en su casa, un temblor. Por su parte, la Policía Local galduriense, sí recibió, en cambio, la alerta de varios vecinos que apreciaron la sacudida. Al no provocar daños se aconseja mantener la calma.