Actualizado
lunes, 19 noviembre 2018
12:55
h
URGENTE

“Me gustaría grabar en
la provincia”

pablo berger
Torremolinos 73, Blancanieves o Abracadabra son algunos de sus títulos más destacados. Precisamente, esta última cinta la proyectará esta noche, a las 22:00 horas, en las ruinas de la iglesia de Santa María de Cazorla. En este municipio jiennense permanecerá hasta el viernes impartiendo el taller Escribir con imágenes en el Campus de Cine “Miguel Picazo”

—Está muy unido a Jaén. Aquí presentó títulos como Blancanieves y Abracadabra. ¿Cree que el séptimo arte ocupa en la provincia el lugar que se merece?

—Sin lugar a dudas, Jaén es una de las capitales del cine español. Los Encuentros con el Cine Español, los festivales, el concurso Rodando por Jaén o este curso de verano en el que estoy participando ahora —con Carlos Saura, Montxo Armendáiz, Puy Oria y Gracia Querejeta— vienen a indicar que el séptimo arte interesa. La provincia ha creado un público. Ojalá otras provincias mostrasen tanto interés por nuestro cine para dejar de hablar de crisis en la gran pantalla.

—¿Cree que todos esos programas dan la fuerza suficiente a la industria en este mar de olivos?

—Así es. Lo importante es que hay un público interesado y unas entidades, como la Diputación de Jaén o ciertos ayuntamientos, como el de Cazorla, en este caso, que creyeron en la cultura como una forma de promocionar su tierra convirtiéndola en un servicio.

—En esta ocasión, regresa por la primera celebración del Campus Cinematográfico “Miguel Picazo”, donde impartirá un taller. ¿En qué consistirá?

—Es el primer año de este curso. Estoy muy animado. Ojalá se celebren muchos más. Mi curso se llama Escribir en imágenes. Le pediré a mis estudiantes, que serán treinta, que, durante estos tres días, escriban un guion para un corto de 3 a 5 minutos de duración en el que se cuente todo con imágenes, sin diálogo ni voz en off. Nos remangaremos para trabajar y escribir. También les enseñaré secuencias de mis películas y hablaremos de cómo el cine se hace con imágenes.

—Y según este encuentro, ¿cuáles son las líneas generales para escribir un buen guion?

—Un buen guion tiene que salir de las entrañas. Debe ser una historia que deseas contar. Tiene que ser original, sorprendente y, sobre todo, su función es entretener al espectador. Así, cuando la película esté terminada y el público compre una entrada para verla, quede hipnotizado por ella.

—Además, esta noche llevará Abracadabra a las ruinas de la iglesia de Santa María de Cazorla. ¿Cómo es ese reencuentro con el público jiennense?

—Es un placer. La presentación de esta cinta, que no tiene nada que ver con el curso, forma parte de una actividad llamada Ciclo Itinerante Naturgy, una apuesta de la Academia de Cine por llevar el cine español del último año a lugares donde, normalmente, apenas llega. Estoy muy contento por llevarla a Cazorla, porque los directores siempre queremos llegar al mayor público posible. Es una oportunidad para volver a ver esta cinta, que se estrenó hace, exactamente, un año.

—La programación del campus cinematográfico tiene, como una de sus finalidades, demostrar los enclaves provinciales que puedan servir como escenarios para películas. ¿Tiene en mente grabar en esta tierra?

—No está en mi cajón de proyectos, pero es posible. Soy un enamorado de Jaén. Vengo todos los años dos o tres veces desde hace más de quince años. Conozco la provincia y, a través del Rodando por Jaén, he tenido la oportunidad de viajar por todos los municipios. Hay escenarios excepcionales y, por qué no, en un futuro me encantaría hacer una película en Jaén.

—¿Que nuevos proyectos tiene?

—Justo ahora estoy escribiendo. Esta nueva película tendrá emoción, humor y sorpresas. Esos son los ingredientes de mis cintas.