Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
16:55
h
URGENTE

Una fiesta de amigos con Antonio

Maita Vende Cá interpretó sus grandes éxitos en la tercera noche del festival “Cazorla Flamenca”
|
17/08/2018

En plena vorágine de festivales veraniegos, la actuación de Maita Vende Cá en el auditorio Ruinas de Santa María de Cazorla fue la puesta en escena de una juerga flamenca entre amigos de toda la vida. En una noche sin estrellas en la que hasta el más precavido contaba con una fina rebeca, las terrazas de los bares y restaurantes del centro del municipio estaban abarrotados de personas dispuestas a disfrutar de lo mejor de la gastronomía cazorleña. La proximidad de las ruinas de Santa María a las mesas de los comensales, les garantizó escuchar las canciones del artista gaditano, pero se perdieron lo mejor: la interpretación vocal y teatral de Maita Vende Cá y sus músicos sobre el escenario.

A la entrada del auditorio esperaba un nutrido grupo de personas mucho antes de que se abrieran las puertas a las 21:45 horas. Aunque había más sillas que asistentes, el concierto de Antonio Luis Cañada y su banda comenzó tan solo unos minutos después de la hora prevista con Amor Amor, la canción que da nombre al disco que el artista publicó en 2003 con éxitos revisados de sus anteriores trabajos.

Los tonos rosas, violetas, amarillos y azules se mezclaron en el escenario con la sombra de Antonio “el de Maíta” en los restos de la iglesia. Fue Trabajito me ha costao la que, sin esfuerzos, puso a bailar en sus asientos a un público de todas las edades, al tiempo que daban palmas al compás de la música. El artista aprovechó el final de la canción para agradecer la acogida a Cazorla y confesar que antes de la actuación había paseado por sus calles para que su “alma” respirara el aire de la sierra.

Agarrando el micrófono con decisión, el cantante interpretó Loquito por tus huesos, tema con el que demostró la complicidad y la amistad que mantiene con los profesionales que le respaldan en el escenario: María Peña Santiago a los coros, El Pasota en el bajo, Fae Sordera a la guitarra española o Andy Pérez a la guitarra eléctrica. Hazle caso al Joaquí, Si yo te digo ven o Aju ke aje son solo algunos de los temas que sonaron durante dos horas de espectáculo que quedó en la memoria de los asistentes y en la de sus móviles.

La cercanía del artista gaditano quedó patente en varios momentos de la actuación. Así, antes de que sonaran los acordes de la guitarra flamenca de Rafa Sordera con Colorá, el gaditano respondió a los olés de una seguidora sentada en las primeras filas. No lo haría solo desde la distancia del escenario, sino que también cantó mientras paseaba entre unos sorprendidos y encantados espectadores. Otra sorpresa de la noche fue la versión en castellano de Che cos´è l´amor del cantautor y showman italiano Vinicio Capossela, quien recorrió medio mundo con una gira conmemorativa de sus 25 años de carrera en 2016, y dio el visto bueno para la versión con aires flamencos del artista de San Fernado.

La VI edición del festival “Cazorla Flamenca” de este año acogerá en las ruinas de Santa María, la actuación de Alba Molina mañana a las 22:00 horas. El broche final lo pondrán los bailaores malagueños Antonio de Verónica y Saray Cortés el viernes 24 de agosto.