Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

Un “quid pro quo” entre mayores y universitarios

La Universidad organiza un programa de alojamiento compartido entre personas de la tercera edad y jóvenes
  • VOLUNTARIOS. Teresa Vega, María Dolores Rincón y Rafael López-Sidro, entre miembros de la iniciativa.
    VOLUNTARIOS. Teresa Vega, María Dolores Rincón y Rafael López-Sidro, entre miembros de la iniciativa.

La experiencia y sabiduría de la veteranía y la frescura y la energía de la juventud. Con este tándem, la Universidad de Jaén (UJA) organiza, con el apoyo de la Consejería de Políticas Sociales y la colaboración de Cáritas Diocesana, un programa de alojamiento compartido de estudiantes universitarios con personas mayores en un “quid pro quo” —algo a cambio de algo—. La vicerrectora de Responsabilidad Social, María Dolores Rincón, explicó que los fines de la iniciativa se enmarcan en el fomento del voluntariado universitario, dentro de la formación integral del estudiante. “Tenemos un claro objetivo, que es la integración y el compromiso de la juventud con problemáticas que, por edad, le son ajenas. Gracias a este programa propiciaremos un diálogo intergeneracional, poniendo en contacto dos polos por edades. Se trata de hacer voluntariado y tener en cuenta que cuando tú ayudas, te ayudas”, explicó Rincón.

Mientras, Rafael López-Sidro, presidente de Cáritas Diocesana, declaró que se trata de un proyecto de los “más emblemáticos y bonitos”. “Hablamos de relaciones intergeneracionales, necesarias en estos tiempos, para que los mayores se sientan útiles y comprendan a las nuevas generaciones y para que la juventud se dé cuenta de la riqueza de las personas mayores, resolviendo a la vez dos problemáticas, la soledad de la persona de la tercera edad y el alivio de los problemas económicos de los estudiantes”, apuntó.

Por su parte, la delegada de Políticas Sociales, Teresa Vega, afirmó que se trata de una iniciativa que busca “facilitar” el acompañamiento social como hilo conductor de la interacción entre jóvenes y mayores. “Es una de las piezas clave de un modelo de atención que resulta eficaz en la lucha contra la exclusión y para paliar la soledad”, dijo.

Este programa contempla a 14 estudiantes beneficiarios, que compartirán alojamiento con mayores entre marzo y julio. Los estudiantes que accedan a este programa recibirán alojamiento gratuito y una beca para material de copistería, librería y papelería.