Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
16:56
h
URGENTE

Un grupo pionero en investigación

Estudian la estructura de las moléculas y aspectos derivados de otras sustancias
Ver comentarios

Desde hace cerca de 30 años el grupo de investigación Química Física Teórica y Experimental se encuentra enfocado en estudiar la estructura de las moléculas y otras propiedades de las sustancias que se analizan a través de diversas técnicas de la rama de la investigación básica. Este grupo, con Juan Jesús López González como investigador responsable, consiguió con su esfuerzo y trabajo hacerse un hueco en el mundo de la investigación. Pero, quizás el momento de mayor importancia fue cuando en el año 2006 comenzaron a usar un procedimiento nuevo a nivel español.

“Esta técnica se introdujo en España por primera vez a través de la Universidad de Jaén. Fue un hecho relevante porque era algo novedoso a nivel andaluz y español”, afirma López.

El funcionamiento de este método permite estudiar compuestos quirales, que son aquellas sustancias que tienen dos especies químicas. López expone como ejemplo el antiguo caso de la talidomida. Era una medicina que se recetaba para evitar la migraña en mujeres y produjo problemas en el desarrollo de los fetos durante los años 60.

“Esa sustancia tiene quiralidad y da lugar a que haya dos especies químicas, pero una es la imagen de la otra y, aunque parezcan iguales, no lo son. Una puede funcionar como un medicamento beneficioso, pero la otra puede ser perjudicial, como pasó en este caso. Si uno tiene prominencia sobre el otro puede hacer pensar que la propiedad es la misma, pero ese otro compuesto puede ser diferente. Eso lo podemos analizar con esta técnica”, explica el investigador.

Fruto de sus trabajos y hasta la fecha, este grupo ha gestionado alrededor de 60 proyectos de carácter internacional, nacional, autonómico y local.

“Desde los 90 tenemos relaciones internacionales porque es algo necesario en el mundo de la investigación”, afirma.

Sin embargo, López confiesa que el grave problema que lastran en la actualidad tiene que ver con la financiación. Desde la llegada de la crisis las subvenciones son menores y les cuesta llevar a cabo los diferentes proyectos que tienen en mente.

“Es muy importante revalorizar estas investigaciones a todos los niveles. Siempre estamos produciendo y publicando, pero eso no se refleja en las inversiones. En los buenos tiempos el equipo tenía entre 8 y 10 personas, ahora en la práctica somos 4, la mitad”, confiesa.