Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE

Un encuentro muy participativo

Mujeres de los diez municipios de la Sierra Sur se reúnen en Torredelcampo
  • CONVIVENCIA. Mujeres asistentes al encuentro de Adsur, en el interior del teatro del Centro Cultural de la Villa, en el casco urbano de Torredelcampo.
    CONVIVENCIA. Mujeres asistentes al encuentro de Adsur, en el interior del teatro del Centro Cultural de la Villa, en el casco urbano de Torredelcampo.

El papel de la mujer rural en el sector agroalimentario” era el título de la decimotercera edición del encuentro femenino promovido por la Asociación para el Desarrollo Rural de la Sierra Sur (Adsur). La convocatoria se celebró en el teatro del Centro Cultural de la Villa, de Torredelcampo, con la presencia de alrededor de doscientas vecinas de los diez municipios que componen la comarca. Es decir, además de torrecampeñas, hubo delegaciones procedentes de Alcalá la Real, Alcaudete, Castillo de Locubín, Frailes, Fuensanta, Valdepeñas de Jaén, Martos, Los Villares y Jamilena. La convocatoria reivindicativa contó con el apoyo del Ayuntamiento anfitrión, la Diputación y el colectivo Unión de Empresarias y Profesionales de la Provincia, JAEM.

En la inauguración intervinieron el gerente de Adsur, Javier Collado; la alcaldesa Torrecampeña, Francisca Medina, y la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Beatriz Martín. Después de un desayuno, se presentó el portal del proyecto la visibilización y el “empoderamiento” de las mujeres rurales, a cargo de la presidenta de JAEM, Carmen Rueda. La ponencia marco correspondió a Antonia García Luque, quien habló sobre el concepto de “sororidad” —es decir la hermandad entre las féminas— para conseguir mayor presencia en la vida cotidiana y cotas de poder cada vez más altas. García Luque es profesora de la Universidad de Jaén, coordinadora del seminario “Mujer, ciencia y sociedad” y autora de la primera tesis doctoral realizada en España sobre “arqueología del género”, es decir una restropectiva en los vestigios del pasado desde un punto de vista de la presencia del sexo femenino en las sociedades.

A las dos las presentes disfrutaron de un almuerzo de convivencia. La reanudación se produjo a las cuatro con la visita a una feria agroalimentaria en la que se expusieron productos de la Sierra Sur de Jaén. A continuación, las asistentes a la reunión participaron en talleres y actividades de dinamización a través de la música.

Javier Collado destacó la elevada afluencia de habitantes de la comarca, con la presencia incluso de féminas de algunas aldeas. Las inscripciones se cursaron entre el 16 y el 25 de octubre, con un precio de quince euros en concepto de reserva de plaza. El “género” es una de las áreas en las que más hincapié hace Adsur, una entidad cuya sede se encuentra en Valdepeñas de Jaén y que gestiona programas de dinamización.