Actualizado
lunes, 17 septiembre 2018
17:52
h
URGENTE

Un concepto diferente de turismo en Alcalá la Real

Tierra de Frontera fusiona cultura de la cerveza artesana y alojamiento rural

Mirador Tierra de Frontera es un negocio surgido en el corazón del casco antiguo para difundir la cultura cervecera artesana y el turismo. El complejo, situado por encima de la singular ermita del Ecce-Homo —foco de la fiesta de las Cruces de Mayo—, destaca por sus espectacular panorámica urbana, con la Fortaleza de la Mota al fondo.

La iniciativa, creada por el matrimonio formado por Adora Villegas y Pedro Gutiérrez, conjuga una fábrica de cerveza —entre las primeras abiertas en Andalucía—, anteriormente situada en el Vivero de Empresas del Llano de Mazuelos, con un alojamiento de cinco dormitorios con capacidad para doce personas. Por otro lado, además, hay una terraza con singulares vistas y un aula de catas, abierta en verano los jueves, los viernes y los sábados de siete y media a once y media de la noche. Los usos del recinto se completan con un taller de maridajes con cerveza artesana y el alquiler por horas de las instalaciones para celebraciones sociales. La parcela incluso cuenta con franjas sembradas de lúpulo y de cebada.

La idea es difundir la cultura cervecera, con una concepción del espacio a modo de museo. Actualmente, hay cuatro tipos de cervezas artesanas: la tradicional, Malarmuerzo, Mariloli y Perla Piconera, pero se pretende aumentar la gama de bebidas, comercializada en la comarca y fuera. En su web, hay una sección que permite personalizar la etiqueta, algo útil para regalos de boda. Existe una planta de más de 160 metros cuadrados libres para futuras ampliaciones, como un parque temático.