Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
22:30
h
URGENTE

Se da por cerrada la operación policial por los altercados de abril en Linares-Baeza

|
08/06/2018
  •  Se da por cerrada la operación policial por los altercados de abril en Linares-Baeza .
    Se da por cerrada la operación policial por los altercados de abril en Linares-Baeza .

La Policía Nacional ha dado por finalizada la investigación de la denominada operación Turrón llevaba a cabo por los hechos sucedidos el 28 de abril en la Estación Linares Baeza (Jaén), donde una multitud agredió a varias patrullas policiales con el resultado de varias personas heridas, entre ellas agentes de la Policía Nacional.

Según ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado, se han detenido a 32 personas; 16 varones, 13 mujeres y tres menores, todos ellos afines al clan de Los Alicantinos. Algunos de los arrestados supuestamente hicieron uso de las redes sociales para calumniar e injuriar a los agentes implicados, haciéndolo extensivo al resto de los policías de la Comisaría de Linares.

Las investigaciones se iniciaron por los hechos ocurridos en la Estación Linares Baeza en los que, según sostiene la Policía Nacional, una multitud afín al clan de Los Alicantinos, “presuntamente emboscó y atacó a una patrulla policial agrediéndola brutalmente con la intención de arrebatarles sus armas y los equipos de transmisiones con el fin de que no pudieran pedir ayuda”.

Del mismo modo, agredieron al resto de indicativos de la Policía Nacional y Policía Local que habían acudido en ayuda de los primeros. Una vez que los indicativos policiales abandonaron el lugar con varios detenidos, otro gran número de personas intentaron liberar a uno de los arrestados en el Hospital de Linares a donde había sido conducido para recibir asistencia médica.

Desde la comisión de los hechos, los investigadores consiguieron identificar a la gran mayoría de personas que, presuntamente habían estado implicadas en “la emboscada, brutal agresión e intento de liberación de uno de los arrestados”, deteniendo en distintas fases hasta un total de 32.

Conforme se desarrollaban los acontecimientos, los agentes tuvieron conocimiento de la existencias de una gran cantidad de mensajes que circulaban por la redes sociales en los que se calumniaba e injuriaba directamente a los policías implicados, haciéndolo extensible al resto de agentes de la Comisaría.

Por ello, los agentes investigaron cada uno de los perfiles desde donde se estaban realizando dichos comentarios con el fin de su identificación. Investigados cada uno de los mencionados perfiles, se identificó a los presuntos autores procediendo a la detención de diez personas.