Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
09:34
h
URGENTE

Reparada la avería que paró seis juzgados durante tres días

CSIF denuncia la tardanza y exige un plan alternativo que evite estos problemas
  • JUSTICIA. Edificio que alberga los tres juzgados de lo Penal que han estado paralizados por la avería.
    JUSTICIA. Edificio que alberga los tres juzgados de lo Penal que han estado paralizados por la avería.

La normalidad vuelve a los seis juzgados de la capital que han estado paralizados por un fallo informático durante los tres primeros días de esta semana. La Junta de Andalucía concluyó ayer los trabajos de reparación de la avería y los funcionarios pudieron volver a sus puestos tras varias jornadas de inactividad “forzosa”. “Esta mañana (por ayer), encendimos los ordenadores y comprobamos que ya podíamos conectarnos al sistema”, explica uno de estos empleados. “Se han registrado algunas incidencias, como que los equipos se quedaran ‘colgados’ o que fueran más lentos, pero es lo normal”, subraya un letrado de la Administración de Justicia.

La avería se detectó a primera hora del pasado lunes en un servidor informático ubicado en el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, en la calle Carmelo Torres. A ese aparato están conectados otros cinco juzgados (Instrucción 1 y 3, y los Penales 1, 2 y 3). El fallo impedía a los funcionarios de estos órganos judiciales trabajar con el sistema procesal “Adriano”, con el que se tramitan los distintos expedientes, juicios y sentencias y se consultan las bases de datos. “No podíamos hacer nada, ni tan siquiera utilizar la impresora, que también está conectada a este programa”, denunciaban los funcionarios durante estos días en los que, literalmente, han estado de brazos cruzados. Las fuentes consultadas hablan de la gravedad de la avería y de lo dificultoso y laborioso que ha resultado su reparación.

El fallo informático ha servido para que los sindicatos arrecien sus críticas a la Consejería de Justicia, que tiene las competencias asumidas en la materia. El más beligerante ha sido CSIF, que denuncia que la tardanza en el arreglo demuestra “la falta de gestión y planificación” de la Junta. “Que una avería informática paralice durante más de tres días seis juzgados de la capital debería ser impensable”, asegura el sindicato.

CSIF va más allá y considera que es más que previsible que se produzcan nuevas averías de este tipo en los servidores. Por ello, exige a la Junta que se elabore un protocolo para evitar otra situación similar, es decir, un plan alternativo para el caso concreto de que los ordenadores de los juzgados dejen de funcionar.

Y es que hay que recordar que, a pesar de la gravedad, la avería no llegó en un mal momento. Agosto es un mes prácticamente inhábil para la Administración de Justicia. Durante este periodo, los juzgados trabajan al ralentí y la actividad está muy por debajo de la normal. “Si esto se hubiera producido dentro de un par de semanas, hubiéramos sufrido un caos”, sostiene uno de los magistrados afectados por la avería.

La incidencia más destacable se produjo el miércoles, debido a que el juzgado de guardia tuvo que hacer una especie de “trampa” para recibir declaración a dos personas que declararon en calidad de detenidos. Se dejó constancia por escrito de su testimonio a través de un documento de “Word”, que fue trasvasado con un lápiz de memoria hasta un ordenador desde el que sí se podía imprimir. De esta forma, se les pudo entregar las copias a los arrestados, tal y como exige la ley.