Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
20:40
h
URGENTE

Promesas que “se olvidan” para el Polígono de El Valle

Vecinos se quejan de la falta de rehabilitación de algunas zonas
  • BACHES. Enormes hoyos se extienden por el asfalto y, cuando llueve, se llenan de agua. La cual no se seca hasta días después.
    BACHES. Enormes hoyos se extienden por el asfalto y, cuando llueve, se llenan de agua. La cual no se seca hasta días después.

Las promesas, así como la arena de los parques de Jaén después de una tormenta, se las lleva el aire. La espera de cuatro meses desde que Juan José Jódar, concejal de Mantenimiento Urbano, garantizase que iba a solucionar los muchos desperfectos que tiene el barrio del Polígono de El Valle, no parece que vaya a terminar pronto. Al menos, así lo asegura Cristóbal Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos La Unión, quién declara que, al menos, en este tiempo sí pudieron acometer la reforma de la calle de La Luna.

“Estamos muy disgustados”, comenta Martínez, quien confió en que la visita del concejal al barrio sirviera para que el Ayuntamiento reaccionase y comenzara a intervenir en las calles (que son muchas) que lo necesitan. El presidente de la asociación señala que, a pesar de que en el Polígono de El Valle viven cerca de 10.000 habitantes, están “totalmente abandonados”. Martínez recuerda que la visita de Jódar se extendió por todo el barrio y explica: “Nos prometió que repararían de forma integral la calle de La Luna y de la Ronda de los Derechos Humanos. Y bueno, la calle de La Luna sí, pero a la Ronda de los Derechos Humanos no se le ha hecho nada, ni un parcheado siquiera”. Según indica, la ronda presenta una gran cantidad de hoyos en el asfalto, en lo cuales, cuando llueve, se forman grandes charcos que no se secan hasta días después, ya que no hay desagües. Otro de los problemas que Cristóbal Martínez señala como muy importante en el Polígono de El Valle es la “deficiente” poda de los árboles, sobre lo que apunta: “Tenemos un gran pulmón de árboles y plantas en la parte de los sectores, pero están muy dejados en lo que se refiere a arreglos de poda y jardines. De hecho, con las lluvias y tormentas de este mes, se quebraron y cayeron muchas ramas. Algunas las quitaron y otras siguen metidas en los arriates”. De hecho, Martínez afirma que, desde hace dos semanas (en concreto, señala el día 16 de agosto), dejaron, en una vivienda de Santa María de El Valle, tres camiones de lastre en la parte delantera y trasera del edificio y el presidente de la asociación vecinal declara: “Le di parte a Juan José Jódar y ha hecho caso omiso de lo que le envié. Le remití un texto, una fotografía y un vídeo, pero nada. Ahí sigue todo el lastre.” Tras esto, confiesa que no ha vuelto a ponerse en contacto con el concejal, ya que expone que aún no ha recibido contestación.

Por todo esto, Martínez asegura que, en septiembre, empezará a mandar escritos al Ayuntamiento para que, de una vez, solucionen los problemas con los que cada día se enfrentan los vecinos del barrio. “No me cansaré de hacerlo hasta que se oiga, porque está todo el barrio abandonado, dejado. Sobre todo la parte de los sectores, que muestra muros partidos y plazas hundidas que incluso amenazan ruina. Pero no se nos atiende”, expresa.

Vuelta a los problemas con la limpieza del barrio
idcon=13475832;order=9

La limpieza tampoco es uno de los “puntos fuertes” en la vida diaria del Polígono de El Valle. Cristóbal Martínez comenta que habló con la empresa FCC y el Ayuntamiento acerca de este asunto, pero señala que la respuesta que recibió se limitó a contestar que eso no era cierto, ya que no habían despedido a nadie. A pesar de esto, Martínez declara que, ahora, no ven a tantos “empleados con escoba haciendo la limpieza habitual que antes se hacía”. A raíz de esto, comenta que la actitud que muestran desde la Administración es la de “hacer oídos sordo y de dejar abandonada a una gran ciudad como es la capital de la provincia”. Insiste en que, en otros pueblos, se desviven por tener sus calles y casas presentables, sin embargo “aquí es como siempre”. “Esto te infunde tristeza”, manifiesta.