Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
20:37
h
URGENTE

Pablo y José Castro, dos hermanos sobresalientes

Los estudiantes obtienen, en cursos consecutivos, la máxima puntuación local en las pruebas de Selectividad
  • ESFUERZO. Los hermanos José y Pablo Castro Valverde.
    ESFUERZO. Los hermanos José y Pablo Castro Valverde.

Un ejemplo para la sociedad. Dos hermanos, José y Pablo Castro Valverde, han obtenido, en cursos consecutivos, las mejores notas locales en la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), equivalente a la antigua Selectividad. Sus calificaciones están también entre las más destacadas de la provincia de Jaén y de Andalucía.

Pablo, el benjamín, acaba de lograr una puntuación de 13,77 sobre 14, el equivalente a 9,83 sobre 10. “En realidad no se trata de un par de semanas, e incluso de un año o el Bachillerato entero, sino que es fruto del hábito de estudiar desde pequeño y el ejemplo que me han dado mis padres. He ido, día a día, con trabajo, constancia y esfuerzo para construir el camino que me ha llevado hasta aquí”, detalla el alcalaíno que, en noviembre, será mayor de edad.

Después de pasar por el instituto Alfonso XI, donde se realizaron los recientes exámenes, el adolescente cursará Ingeniería Agronómica en Córdoba. Quiere seguir los pasos de su progenitor, director técnico de la Asociación de Producción Integrada Alcalá-Sierra-Frailes. “Desde pequeño me ha gustado el campo”, remarca el estudiante. Pablo Castro no conoce lo que es un suspenso y en su expediente, en las sucesivas etapas, ha estado jalonado de sobresalientes. De hecho cuenta con matrículas de honor en Secundaria y Bachillerato.

Igual ocurre con José Castro, el de en medio de los tres hijos de la familia Castro Valverde. Un año mayor que Pablo, hace actualmente Ingeniería en Tecnologías Industriales, en Málaga. En los exámenes de la EBAU de 2017, sacó un 13,67. Él destacó siempre por sus calificaciones, las más elevadas del pasado curso académico en Alcalá la Real. “Ha sido un ejemplo para seguir. He intentado ser como él y lo he conseguido”, indica su hermano Pablo.

Después de duros meses en las aulas, los hermanos Castro Valverde dedicarán el verano a descansar y a practicar actividades de ocio. Sin embargo, como ejemplo de abnegación, también colaborarán en las tareas agrícolas de las parcelas familiares, algo que también hacen el resto del año, ya que no faltan en la aceituna.