Actualizado
miércoles, 21 noviembre 2018
13:45
h
URGENTE

Música y danza renacentistas

Decenas de actividades de carácter gratuito para todo tipo de público hasta bien entrada la madrugada

Intenso fin de semana el que tienen por delante los ubetenses y vecinos de la comarca de La Loma para viajar en el tiempo y disfrutar de la décima quinta edición de las Fiestas del Renacimiento, celebraciones muy especiales pues tan solo hace unos días se conmemoraron los quince años del nombramiento por la Unesco de Úbeda, junto con Baeza, como Ciudad Patrimonio de la Humanidad de España. Durante estos días, la ciudad de los Cerros retrocede en el tiempo para instalarse durante cuatro días en la época renacentista gracias a los pendones, estandartes aéreos y banderolas colocadas en la monumental plaza Vázquez de Molina y sus calles aledañas. De hecho, desde hace tres años, la Administración local organiza un taller de costura para que aquellos vecinos de la ciudad que lo deseen puedan confeccionarse su traje de época y adornos que durante los días de las fiestas colgarán de los balcones de edificios tan emblemáticos como el palacio de Las Cadenas o del Deán Mazas. En este taller colaboran diferentes colectivos de la ciudad, como la Asociación de Mujeres Vecinales y la Asociación de Vecinos Palma Burgos, en cuya sede se organizó el taller, puesto que desde la Administración local se pretende que sean los ubetenses los verdaderos protagonistas de las Fiestas del Renacimiento.

Para trasladar a los visitantes a la época renacentista, además de las personas que recorren las calles del mercado ataviadas con trajes de época, también se cuenta con la Agrupación Coral Ubetense que ofreció un concierto de música renacentista junto con el grupo instrumental Syntagma Musicum, en el patio del Ayuntamiento. Igualmente en la tarde de ayer se ofreció un recital lírico que recogió una antología poética del siglo de oro, a cargo de Miguel Nieto, que se celebró en el palacio de Anguís de Medinilla.

Los más pequeños disfrutaron de una serie de actividades programadas específicamente para ellos, como paseos de ocas o de ogros por el mercado así como un teatro de títeres en la calle del Alcázar, junto a la puerta trasera del palacio del Marqués de Mancera. Actividades a las que se sumaron desfiles y exhibiciones del grupo histórico de abanderados de Italia, danza del vientre, pasacalles de acróbatas, malabares y equilibrio y zancudos.

Dentro de la amplia y variada programación diseñada con motivo de las Fiestas del Renacimiento, la gastronomía ocupa un lugar destacado dentro del apartado denominado “Yantar en el Renacimiento”, cita culinaria en la que participan algunos establecimientos hosteleros, con la incorporación a su carta de menús y tapas especiales del Renacimiento, platos que podrán probarse en el Restaurante El Seco, Le Bistró, Gastro-Bar Moss y Llámame Lola Gastrobar, hasta mañana. En la clausura, habrá un espectáculo de fuego, malabares y telas aéreas en la Plaza Vázquez de Molina.