Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
22:47
h
URGENTE

“Moda Re”, un negocio de ropa en el que se vende solidaridad

Cáritas abre su primera tienda de prendas usadas y saldos de Zara en Andalucía
Las cifras
75
Contenedores tiene repartidos Cáritas Diocesana por la provincia para la recogida de ropa usada.
3.000
Kilos de ropa recoge Cáritas Diocesana en la provincia a diario. Estas prendas se higienizan en Linares.
18
Contratos a personas en exclusión social, genera Cáritas con su proyecto empresarial.
20
Euros cuesta la prenda más cara de las que hay a la venta en “Moda-Re”. La más barata vale 1.

Con una sonrisa de oreja a oreja, el director de Cáritas Diocesana en Jaén, Rafael López-Sidro, recibía a los periodistas que fueron a cubrir la inauguración de “Moda-Re”. En este establecimiento en el número 15 de la calle Federico Mendizábal, en la manzana comercial de la capital, se vende ropa de bebé, chaquetas, zapatos, faldas, polos y camisas. El negocio tiene precios populares, desde 1 a 20 euros, lo que ya lo hace interesante para aquellos que busquen la ganga, sin embargo, “Moda-Re” es mucho más. “Es importante que todo el que entre piense que está contribuyendo a crear puestos de trabajo”, puntualizó López-Sidro. Y no un empleo cualquiera, sino uno destinado a alejar de la exclusión social a los que se asoman a una abismo. De ahí la evidente satisfacción del director de Cáritas. “Estoy como un niño en la noche de Reyes”, dejó clarísimo junto al mostrador del local que bautizó como “la tienda de la solidaridad” que, seguramente, inaugure oficialmente el obispo, Amadeo Rodríguez Magro, en noviembre.

El máximo responsable de la organización cristiana, de la mano de su equipo, además, va “disparado”, empujado por los buenos resultados que cosecha el proyecto más ambicioso de Cáritas, la empresa de inserción social “Recuperaciones Redoble”. Esta compañía genera 18 contratos, una decena de ellos asociados a la línea textil, pero López-Sidro cree que la iniciativa puede dar más de sí todavía. Por lo pronto, sobre la marcha, con la tienda recién inaugurada, ya anunció un tercer puesto de trabajo en “Moda-Re” de forma inminente y, para rizar el rizo, la apertura de otra establecimiento de la cadena en un segundo municipio jiennense, sin que haya que esperar demasiado para verlo. Jaén no tiene la treintena de locales de esta marca que hay en Barcelona, pero, para ser la jiennense una idea que está, como quien dice en pañales, con pocos meses de vida, marcha a toda prisa. Sin ir más lejos, el establecimiento de la capital es el primero que se abre en Andalucía, donde seis Cáritas Diocesanas trabajan, de manera coordinada, para sacar el máximo rendimiento social a la ropa usada. López-Sidro, de hecho, ya apuntó la posibilidad de que eche a andar en la comunidad autónoma, quizás en la provincia, una planta de tratamiento de ropa, lo que generaría unos cuarenta empleos.

A Cáritas Diocesana, como explicó su director en Jaén, se le vino el mundo encima cuando llegó a sus oídos la idea de la Unión Europea de tratar la ropa usada como residuos contaminantes. Si llega la aprobación de esta directiva, la entidad se queda sin una de sus líneas de trabajo solidario más conocidas, el reparto de prendas de segunda mano a familias necesitadas. Ello les llevó a, en sus palabras, “coger el toro por los cuernos” y completar el ciclo de recuperación del textil, con la recogida y su tratamiento e higienización, lo que se hace en Linares, en una nave cedida por el Ayuntamiento. En paralelo, las cáritas diocesanas negocian con los fabricantes de ropa. A Inditex, como ya explicó López-Sidro, lo tienen convencido y, por eso, solo a Jaén, llegaron unas tres mil prendas, saldos que provienen de los excedentes del gigante fundado por Amancio Ortega. “Todos los zapatos de la tienda, por ejemplo, son de Zara”, ejemplificó el “cerebro” de esta bienintencionada empresa. Las conversaciones prosiguen para recibir género de otras firmas, como Pull&Bear y El Corte Inglés. En la tienda de Cáritas, además, también se venderá una línea de ropa de niño, fabricada a mano por unas mujeres jiennenses, que contribuirá a esta ilusión colectiva con la confección de modelos que entregarán de forma gratuita a “Moda-Re”. “Andan buscando tela como locas”, puntualizó López-Sidro que, quizás, jamás estuvo más agusto en una tienda que ayer.