Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE
  • CONFIANZA. Los productos jiennenses son garantía de calidad en los lineales de Mercadona.
    CONFIANZA. Los productos jiennenses son garantía de calidad en los lineales de Mercadona.
Las cifras
1.312
euros es el salario mínimo bruto de los trabajadores de Mercadona. Además, la compañía comparte los beneficios a través de su política de retribución variable.
995
trabajadores con un puesto estable tiene la empresa en la provincia. Además, durante el último año, 30 mujeres se acogieron a las ventajas que ofrece vinculadas a las bajas por maternidad.

Gran parte del aceite de oliva que se vende en los supermercados Mercadona de España es “made in Jaén”. Las compras de la cadena de supermercados en la provincia ascendieron a 123 millones de euros en 2017 gracias —en gran medida— a la alianza de la cadena de supermercados con proveedores especialistas en zumo de la aceituna. Así, al proveedor especialista Sovena, que cuenta con instalaciones en Andújar, se han sumado en el último año Acesur, que suministra a Mercadona desde su planta de Vilches, y Olivar de Segura, con sede en el municipio de Puente de Génave.

Pero no es el único producto. Hay otros ejemplos de colaboración con fabricantes especialistas de Jaén son el paté de perdiz de Productos de la Real Carolina, un género que, en las pasadas Navidades, llegó a comercializarse en la red nacional de supermercados, y el Licor de Piruleta con alcohol elaborado por el proveedor especialista iliturgitano Licores Riska, presente en los lineales de Mercadona desde noviembre. Con esta apuesta por la especialización, la compañía busca satisfacer y sorprender a “El Jefe”, que es como internamente denomina a sus clientes con un surtido adaptado a sus necesidades.

La compañía cerró el pasado año con 22 supermercados en la provincia y una plantilla de 995 personas con empleo estable y de calidad, según indica. Además, señala que Mercadona no solo recompensa el esfuerzo de su plantilla con un salario que se ha mantenido por encima de la media del sector —el salario mínimo bruto de entrada es de 1.312 euros por mes—, también comparte los beneficios obtenidos por medio de su política de retribución variable.

En su compromiso con el bienestar de los empleados, la compañía ha seguido apostando por la conciliación familiar y laboral. Destaca, en este sentido, en el caso de Jaén que 30 madres trabajadoras optaron en 2017 por alargar en 30 días los cuatro meses de baja maternal establecidos legalmente; también a lo largo del año, 236 empleados han disfrutado de jornadas reducidas.

Para impulsar la estrategia implantada en 2017 de realizar la inversión necesaria para trasformar la empresa, Mercadona ha abordado distintos movimientos a lo largo del año. En cuanto a la innovación en tiendas, en el caso de Jaén se ha reformado el supermercado de Bailén para adaptarlo al Nuevo Modelo de Tienda Eficiente que, además de reducir el consumo energético, contribuye a optimizar el acto de compra de los clientes y a facilitar las tareas diarias de los trabajadores. A tal movimiento se ha sumado el Proyecto de Frescos Global, que contempla importantes mejoras en las secciones de frescos: carnicerías con una mejor calidad de producto y en las que los clientes pueden personalizar los cortes de la carne en el punto de acabado; una sección de jamón renovada que ofrece corte a cuchillo y envasado al vacío del producto; pescaderías con mejor servicio y surtido local gracias al proyecto de pescado de lonja, y una nueva sección de horno con productos más frescos y adaptados a las necesidades de los clientes, entre otras iniciativas.

De esta manera, Mercadona se mantiene como una de las empresas más relevantes de la provincia, tanto por el dinero que invierte en los proveedores como por el nivel de empleo que mantiene.

Donación de 52,3 toneladas de alimentos para acciones solidarias

En su apuesta por el crecimiento compartido, Mercadona desarrolla un Plan de Responsabilidad Social para contribuir al desarrollo y progreso sostenible de la sociedad de la que forma parte a través de diferentes líneas de actuación. En el último año, Mercadona ha donado, por medio de diferentes iniciativas, 52,3 toneladas de alimentos de primera necesidad en Jaén. Destaca la colaboración con entidades como el Banco de Alimentos de Jaén, a través de la donación de productos y su participación en operaciones kilo como la Gran Recogida de diciembre, a la que se sumaron las tiendas de la cadena en la provincia. Mercadona también colabora con dos comedores sociales, con entregas diarias de productos: Comedor Social de San Roque, en Jaén capital, y Comedor Social Parroquia de San Agustín en Linares.

Mercadona se erige como un motor activo en las labores solidarias que se realizan en la provincia y ejerce una labor eficiente en la gestión de los alimentos que se ponen a la venta en sus centros comerciales y que, al final, no se llegan a comercializar. También mantiene campañas específicas en fechas señaladas.