Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

Los sabineros muestran su gran apoyo

El cantautor se recupera de su “disfonía aguda” y pronto volverá a los escenarios

Lo niego todo, el tour de Joaquín Sabina, no llegó a tener el final feliz que todos esperaban. A tan solo cuatro conciertos de terminar la gira, y en un concierto ofrecido en el Wizink Center de Madrid, el cantante se quedó sin voz a causa de una “disfonía aguda consecuencia de un proceso vírico”. Ante tal amarga situación, el cantautor no pudo continuar y, sin mediar palabra, abandonó el escenario, algo que incendió las redes sociales e inundó de contenido, y preocupación, a muchos medios de comunicación.

“Se está recuperando de su dolencia. Fue una afonía radical y sorpresiva. Sé que está escribiendo y tiene ganas de volver a hacer canciones. Pronto estará bien y se ha comprometido a participar, en diciembre, en un homenaje en Madrid que se le hará a Luis Eduardo Aute y cantará de nuevo allí, en el Wizink Center de Madrid. Está más animado tras ese golpe tan duro. Lo de quedarse sin voz es algo que nunca le había ocurrido. Esta larga gira le ha pasado factura”, confesó Juan José Gordillo, primo del artista y responsable de Peor para el sol, el colectivo organizador de las jornadas Sabina por aquí, que se celebrarán en septiembre.

Por su parte, Javier Menéndez, su biógrafo, quiso expresar su opinión al respecto, e indicó: “Como todo el mundo sabe, Joaquín se vio obligado a interrumpir la actuación por causa de fuerza mayor, porque la voz le abandonó. Así lo acreditó un parte médico tras someterse a una revisión, en la cual le aconsejaron guardar reposo un mes, y fin de la historia. Cuando un deportista se lesiona en plena faena, la gente lo asume sin más y no se hace tantas preguntas, y mucho menos vapulea al lesionado. Que yo sepa, Sabina no se desmayó en directo, ni tuvieron que llevárselo en ambulancia ni fue ingresado en un hospital. Abandonó el escenario por su propio pie y se marchó a su casa, donde estuvo llorando por no poder rematar la faena”.

Finalmente, la cantautora ubetense Zahara, en una muestra de empatía con el artista, manifestó: “Para quienes hemos crecido con la voz y las historias de Sabina, lo que le sucedió es una tristeza. Yo tuve una lesión en las cuerdas vocales que me dejó dos meses sin hablar y lo pasé muy mal. Me deprimí mucho. Imagino que lo que está pasando es muy duro”.