Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
17:01
h
URGENTE

Los más jóvenes “velan” por el medio ambiente

Entrega de galardones del concurso infantil de fotografía
  • SENSIBILIZACIÓN. Alumnos premiados en este concurso, con autoridades y profesores, en la Diputación.
    SENSIBILIZACIÓN. Alumnos premiados en este concurso, con autoridades y profesores, en la Diputación.

Juan José García Solano

El Palacio Provincial acogió la entrega de premios del sexto Concurso de Fotografía para Jóvenes Estudiantes que organiza Facua Jaén en colaboración con la Diputación y el Ayuntamiento de Linares. Escolares procedentes de los institutos Huarte de San Juan y Gil de Zatico, de Linares y Torreperogil, respectivamente, fueron los ganadores de esta iniciativa, a la que se presentaron 45 imágenes realizadas por jóvenes con edades comprendidas entre 12 y 18 años, pertenecientes a cuatro centros educativos de la provincia.

El diputado de Servicios Municipales, Bartolomé Cruz, junto con el concejal de Salud, Consumo y Deportes del Ayuntamiento de Linares, Rafael Sampedro, y la presidenta de Facua Jaén, Carmen Estudillo, entregaron los premios a los galardonados de este certamen, que está dirigido a concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

En esta edición, “Funeral de la naturaleza” es el título de la fotografía ganadora de este concurso y fue realizada por Hernán Ogállar Vidal, alumno del instituto Huarte de San Juan de Linares. Por su parte, la imagen que obtuvo el segundo premio fue la presentada por la estudiante Paula Cátedra Sánchez, del IES Gil de Zatico, de Torreperogil, bajo el título “Cruda realidad”. Asimismo, el tercer galardón se lo llevó Rocío Romero Pérez, también del IES Gil de Zatico, de Torreperogil, con la fotografía titulada “El mejor cuidado, el reciclaje”. Por último, se concedió un accésit especial al instituto de Torreperogil, ya que fue el centro educativo que mayor número de fotografías presentó a esta edición del concurso provincial.

Según establecen las bases del certamen, los trabajos debían reflejar los beneficios que aporta al ser humano el consumo responsable en el medio ambiente —alimentos, materias primas, reciclado, paisajes, gente, biodiversidad, entre otros— o bien podrán mostrar las amenazas y peligros que el medio ambiente soporta con un consumo irresponsable por parte de la población. Los premios son un ordenador portátil, una tablet y un teléfono móvil, mientras que el accésit fue un cheque-regalo.