Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Los jiennenses son los que más se marchan de su tierra

Unos 16.000 ciudadanos emigraron del mar de olivos el año pasado
  • VIAJE. Una mujer recorre con su maleta uno de los andenes de la estación de trenes de la capital.
    VIAJE. Una mujer recorre con su maleta uno de los andenes de la estación de trenes de la capital.

El mar de olivos “pierde” gente. Según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, la provincia es la que peor saldo migratorio obtiene de los datos de 2016. En concreto son 16.323 personas las que se marcharon de Jaén, frente a las 12.907 que vinieron, lo cual da un saldo negativo de 3.416, el más destacado de la comunidad autónoma. Comparado con el resto de provincias, la jiennense se lleva el peor dato, aunque Córdoba también cuenta con un resultado negativo de 1.959 personas, seguida de Granada, con 1.163. Las únicas provincias con un balance positivo son Huelva, con 24, y Málaga, que supera en gran medida a las demás, con 4.134.

Los rangos de edad donde más se dieron los cambios de residencia es similar en todas las provincias. En el momento de la migración, tanto en las inmigraciones como en las emigraciones, el grupo más frecuente fue el de 30 a 34 años, con un 12,7 por ciento y un 13,1, respectivamente. En Jaén, sin embargo, las personas entre 25 y 29 fueron las que más dieron el paso de marcharse de su tierra, en concreto 2.541, y de 30 a 34, 2.299. En suma, se trata de los grupos más numerosos y representan más del 25 por ciento de la emigración total.

Los lugares de destino fueron variados, en función de los intereses de quienes cogían la maleta. Aparte de los movimientos dentro de la propia provincia, la comunidad de Madrid fue la que más jiennenses acogió, a 1.427, y en el resto de España se decantaron por Cataluña (931) y la Comunidad Valenciana (793). Andalucía también representa un lugar atractivo donde instalarse para los nacidos en el mar de olivos. 1.120 escogieron Granada como nuevo hogar, con la cercanía como uno de los grandes alicientes para mudarse. Málaga ocupa el segundo lugar, con 952, seguido de Almería, 521. En el ámbito nacional, el norte no termina de convencer a los jiennenses, adonde apenas se dirigieron 28 a Cantabria, y 31 a Asturias. Sin embargo, el extranjero es el destino más buscado, con 1.491 personas que se atrevieron a dar el paso y “cruzar la frontera”, ya sea a países más “accesibles”, como Inglaterra o Francia, o más alejados, como Estados Unidos o Arabia Saudí. Desde Comisiones Obreras de Jaén muestran su “apoyo” hacia aquellos que “tuvieron que salir de la provincia”, pues es “muy duro salir”. “Imaginarse fuera del país, con otro idioma y un clima completamente diferente no es ninguna aventura”, declaran, y añaden: “Lo hacen por supervivencia, por trabajar y por ser autónomos”. El sindicato denuncian la “falta de oportunidades, la precariedad laboral, la pobreza y la desigualdad de los trabajadores”, lo cual repercute en la “necesidad” de los jienneses de “coger la mochila” hacia un destino “más prometedor”. “Apostamos por la inversión, tanto publica como privada, en el sector industrial que tanto hace falta en la provincia”, concluyen.

inmigración. Respecto a los “nuevos” ciudadanos que acogió Jaén en 2016, de los 12.907 la mayoría (3.239) tenían entre 25 y 34 años. El número de personas que escogieron el mar de olivos como su hogar fue el más bajo de la comunidad autónoma, mientras que la zona costera fue la que más y Málaga copa la lista, con 76.317. De los inmigrantes que se instalaron en Jaén, solo un 2,6 por ciento procedían de fuera de las fronteras españolas, lo cual la convierte en la provincia andaluza que menos extranjeros recibió y más de la mitad, 7.656, eran residentes en su comunidad autónoma.