Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Los “flecos” ralentizan el nuevo acuerdo del sistema tranviario

La Junta y el Ayuntamiento tienen que ponerse de acuerdo sobre la deuda
  • REVISIÓN. Un técnico inspecciona el tranvía, en sus cocheras de Vaciacostales.
    REVISIÓN. Un técnico inspecciona el tranvía, en sus cocheras de Vaciacostales.

Iba a estar “listo en pocos días”, el nuevo acuerdo del tranvía, así lo dijo el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, en una visita a Jaén, pero no. La demostración de optimismo está fechada en el pasado 29 de junio y, por aquellas fechas, ya había pasado un mes y medio desde que, en el Ayuntamiento, López y el alcalde, Javier Márquez, con el concurso del presidente de la Diputación, Francisco Reyes, anunciaron que había entendimiento para que las administraciones locales y autonómicas desbloquearan el funcionamiento del tren ligero, en cocheras, por la falta de acuerdo entre Jaén y Sevilla, desde mayo de 2011. Aunque la cuestión de fondo está resuelta, al asumir el Gobierno andaluz el 75% del déficit de funcionamiento del medio de transporte y el local el 25%, lo relativo a la deuda contraída por el Ayuntamiento con la Junta por la financiación de los vagones y el 50% de la dirección de obra, todavía no. Ahí está el quid de la cuestión desde el primer día, cuando a mediados de noviembre de 2017, se anunció el primer acercamiento entre las tres administraciones. En aquel momento, el máximo responsable municipal desveló que, conforme a un informe del Tribunal de Cuentas y la Intervención Municipal, la Administración local había pagado a la autonómica entre 4 y 6 millones de euros de más en concepto de financiación del tren ligero. Luego, esas cifras dejaron de aportarse, pero la Concejalía de Hacienda sí llegó a reclamar 1,5 millones por conceptos relacionados con esta deuda. Estos son los “flecos” de los que se habla y que hacen que no se firme el nuevo convenio de colaboración.

Felipe López anunció que, para el próximo lunes, a través de videoconferencia, se celebrará una nueva reunión de la comisión técnica encargada de acercar posturas entre la Junta y el Ayuntamiento. De nuevo, el veterano político espera que sea la definitiva para poner en marcha el sistema tranviario. Si no se aprueba y firma el nuevo marco de colaboración, no es posible que el Ejecutivo regional licite la explotación del tren ligero ni obtener los 2,5 millones de euros que se necesitan para poner a punto esta infraestructura, tras siete años en cocheras. López, no obstante, no dejó entrever que la nueva ronda de diálogo vaya a caer en saco roto, como ocurrió en otras ocasiones, aunque, eso sí, las fuentes consultadas aclaran que, cada día que pasa sin que se cierre esta fase, se complica el cumplimiento de la fecha prevista para la reinauguración del tranvía, en torno a abril de 2019 y que dio la propia Consejería de Fomento.

El concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, que es el encargado de defender los intereses municipales en estas mesas de trabajo, deja claro que hay tres cuestiones que son irrenunciables: compensar el coste financiero excesivo, el cobro de los recargos de apremio y el modo pago de los equipos móviles, a partir de que estos bienes pasen de ser municipales a autonómicos. El edil, mano derecha de Márquez, aclara que el Gobierno local apuesta por una fórmula de abono que reconozca la nueva situación y que, por lo tanto, reparta el pago de lo que aún falta por asumir de la compra de los vagones conforme al cálculo del 25% por parte del Ayuntamiento y el resto por la Junta, en virtud de la nueva responsabilidad asumida por ambas partes. Bonilla, no obstante, cree que todo quedará resuelto, aunque calcula que el nuevo acuerdo no será antes de septiembre. Y es que tiene claro que debe pasar varios filtros antes de que el Ayuntamiento le dé el visto bueno definitivo, al igual que considera que hará la otra parte.

Ciudadanos, muleta del Gobierno de Susana Díaz en Sevilla y mediador para desbloquear el funcionamiento del tren ligero, llegó a asegurar que estaría de nuevo en marcha en agosto próximo, algo que, a todas luces, no ocurrirá, ni aunque sea en fase de pruebas.

Sevilla pedirá a Madrid trenes y la autovía A-32

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, anuncia que la Junta de Andalucía volverá a reclamar al Misterio de Fomento más inversiones y celeridad en las mismas en lo que se refiere a infraestructuras dentro de la comunidad autónoma. Lo hará en la visita que girará a Sevilla, la próxima semana, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Una de las cuestiones que volverá a abordarse es todo lo que tiene que ver con el corredor ferroviario entre Algeciras y París, que pasa por la provincia, con el único objetivo de que, dijo, “la parsimonia y la irrelevancia de lo invertido por el Gobierno anterior se acelere” y, en términos similares se hablará de la construcción la autovía entre Linares y Albacete, con un gran de ejecución ínfimo.

Todo listo para la llegada de inmigrantes

Ante la posibilidad de que, tras la llegada masiva de inmigrantes a las fronteras españolas, comience su traslado desde los centros de internamiento y de acogida de la costa andaluza hacia Sevilla y Jaén, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, recordó que la provincia tiene recursos disponibles. El máximo responsable de la Administración provincial recordó que tanto la Cruz Roja, que gestionará el dispositivo de atención, como la Subdelegación, en representación del Estado, como responsable de establecer el cupo que acoge cada territorio, conocen el inventario de inmuebles y medios de cada municipio jiennense.