Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Las reses de la corrida saldrán en un encierro

El Ayuntamiento gestionará las fiestas taurinas, con una empresa colaboradora, en una edición con novedades
  • SEGURIDAD. Operarios trabajan en la preparación de la empalizada de la rotonda del Emigrante.
    SEGURIDAD. Operarios trabajan en la preparación de la empalizada de la rotonda del Emigrante.

Novedades para las fiestas de septiembre, con conciertos a diario antes de las verbenas y un encierro con las reses de la corrida de toros, que se cambia al día de la celebración del festejo, el 15 de septiembre. Los operarios municipales trabajan en el refuerzo de la empalizada, para la que se ha creado un pasillo final de entrada a la plaza, lo que deja a la manada más encajonada y evita que se paren o vuelvan sobre el trayecto, aparte de dejar libre, mediante un pasillo, el acceso a la enfermería desde el exterior.

En cuanto a Villacarrillo, por primera vez, uno de los encierros se va a realizar fuera de las fechas habituales, el día 15 de septiembre, una de las fechas habituales de la corrida grande. En este caso los toros que se lidiarán por la tarde cubrirán por la mañana en el itinerario habitual de los encierros. Serán de la ganadería Partido de Resina, antiguos Pablo Romero. La concejal responsable del área municipal de Festejos, Paqui Hidalgo, manifiesta: “Esto era algo impensable pero no hay nada imposible. Con esfuerzo y con trabajo se consigue. Estoy totalmente segura de que ese sábado día 15 de septiembre por la mañana Villacarrillo estará a reventar de gente y lo que más me enorgullece, es que sé que el comercio de mi pueblo y la hostelería se beneficiará de la actividad ese sábado”.

En el encierro saldrá la manada entera de una vez y no como habitualmente se hace en Villacarrillo, con suelta dos o tres toros en cada carrera. “Hablando con muchos entendidos se recomendaba echar la manada entera con bastantes bueyes que serán como mínimo 6, más otros cuantos de apoyo que servirán de escoba, por si algún toro se quedara atrás durante la carrera, para que lo recojan y lo suban a su destino final”. La cuadrilla de pastores será de corredores experimentados. Una peña aportarán un toro, de Apolinar Soriano, para disfrutar y recortar en la plaza. De la ganadería Martín Escudero será el encierro del 9, el 10 se correrán astados de Victorino Martín y el 11, de Alcurrucén. Otra novedad es que las fiestas taurinas serán gestionados directamente por el Ayuntamiento, con una firma colaboradora, al no haber acuerdo con los empresarios anteriores.