Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
12:02
h
URGENTE

La Policía actuó en tres casos de violencia machista en julio

Los tres agresores fueron detenidos, aunque no todas las víctimas denunciaron
  • POR LA SEGURIDAD. Vista de la Comisaría de Policía Nacional, donde los agentes trasladaron a todos los implicados.
    POR LA SEGURIDAD. Vista de la Comisaría de Policía Nacional, donde los agentes trasladaron a todos los implicados.

Ni más ni menos que tres casos de violencia machista. A esto se enfrentó la Policía local entre los días 1 y 15 de julio de este año. El primero de ellos ocurrió en una vivienda de la calle Río Grande el 7 de julio. En él, se vio envuelta una pareja formada por un hombre de 26 años y una mujer de 21, que necesitó asistencia sanitaria por las lesiones y el ataque de ansiedad que sufría. La víctima, por su parte, no quiso interponer la denuncia, mientras que el varón no se encontraba en el domicilio cuando llegaron los agentes. Al final, el hombre fue detenido dos días más tarde por la presunta comisión de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Apenas un día después, el 8 de julio, los agentes de Policía Local intervinieron en otro caso de violencia de género ocurrido en la Calle Azorín. En esta ocasión, los implicados fueron un hombre de 56 años y su pareja, una mujer de 51. Ella presentaba marcas producidas en el cuerpo producidas por su pareja y manifestó su deseo de denunciar la agresión que había sufrido, hecho que, según la víctima, se repitió en otras ocasiones. Finalmente fue trasladada, en primer lugar, a un centro sanitario y, posteriormente, a la Comisaría de Policía Nacional para interponer la correspondiente denuncia. En cuanto a él, fue detenido por los agentes en la vivienda como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

El pasado domingo, el mismo día en el que ocurrió el caso de Fani, la mujer agredida por su pareja que permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Complejo Hospitalario de Jaén, se dio otro caso de violencia machista. La Avenida de Andalucía se convirtió esta vez en el escenario de lo sucedido. Los agentes intervinieron, a las 14:30 horas, en un domicilio de esta calle, donde una mujer de 34 años y un hombre de 27 se enzarzaron en una fuerte discusión. Así, ella manifestó ante los agentes que fue agredida y, además, tal y como apuntan fuentes policiales, presentaba síntomas de ello. Por este motivo, el varón fue detenido y presentado en la Comisaría de Policía Nacional a los efectos oportunos. La mujer, por su parte, tras ser atendida en el Hospital San Agustín el día de los hechos, fue trasladada a la Comisaría para interponer la correspondiente denuncia. Sin embargo, a las 18:50 horas, los agentes atienden a la víctima por lo que, al parecer, era un ataque de ansiedad, siendo trasladada de nuevo al centro hospitalario.

El 2 de julio se realizó de oficio en las dependencias de Policía Local, para su posterior remisión y entrega en la Comisaría de la Policía Nacional, sobre un conflicto en el ámbito familiar acaecido en la calle Isaac Peral, encontrándose implicados un padre y un hijo, los cuales mantuvieron una fuerte discusión y siendo ambos atendidos por los servicios sanitarios en el domicilio, dado el estado de nerviosismo y ansiedad que presentaban. Los agentes no observaron signos de agresión en ninguno de los dos implicados. Esto, sumado a que no quisieron interponer denuncia, resolvió el caso de esta manera. Así, fueron 3 casos de violencia de género en los que la Policía Local intervino en julio.

Fani continúa estable dentro de la gravedad

Fani es la última víctima que se cobra la violencia de género en la provincia. El domingo, tras ser agredida por su pareja, fue traslada al Hospital San Agustín. Tras varios vaivenes en su diagnóstico, que, en primer lugar, era el de un cuadro de ansiedad, el lunes fue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Complejo Hospitalario de Jaén con un trombo en la cabeza. La jueza, que puso en libertad al marido, no dudó en ordenar su detención al conocer el cambio en la historia clínica de la víctima. La ciudad se echó a la calle como muestra de apoyo a Fani y en repulsa a la violencia machista. Más de 3.000 personas ocuparon la Plaza del Ayuntamiento para gritar “basta”. En este sentido, el estado de Fani no evoluciona. Tal y como apuntan fuentes sanitarias, continúa estable dentro de la gravedad. Por su parte, el Ayuntamiento pone a disposición de la familia la ayuda que necesite a través del Área municipal de Igualdad, así como la Junta de Andalucía, que ofrece asistencia psicológica para los dos hijos menores de la pareja. Ahora, todos esperan que el estado de Fani evolucione favorablemente.

La pulsera electrónica que se activó por error

El 15 de julio, los agentes intervinieron en lo que, al parecer, se trata de otro caso de violencia de género, pues fueron requeridos desde la Central de Comunicaciones de la Policía Local al haberse activado la pulsera electrónica de una mujer víctima de violencia machista. Así, los agentes se personaron de inmediato en el cruce de las calles Nueva y Sagasta, aunque no observaron nada en el lugar ni en las zonas anexas. Más tarde, la pulsera se volvió a activar en la misma mañana del 15 de julio y en lugares diferentes, sin que en ninguno de los casos se observase nada anormal, ni requiriese nadie los servicios policiales. Agentes de la Policía Nacional acudieron también al lugar de los hechos, presumiendo que el dispositivo se activara por error. En esta ocasión no ocurrió nada, aunque el número de casos por violencia machista ascienden a 3 en lo que va de mes. Cabe recordar que el 016 está disponible las 24 horas del día para atender y ofrecer la ayuda necesaria a mujeres víctimas de violencia de género. La llamada no deja rastro alguno en la factura, aunque sí hay que eliminarla del registro del móvil.