Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
13:33
h
URGENTE

La mayoría del fraude eléctrico lo cometen los que más gastan

Empresas y familias con contratos de alto consumo son los que más engañan
  • CONSUMO. Hilera de aires acondicionados en un edificio jiennense.
    CONSUMO. Hilera de aires acondicionados en un edificio jiennense.

Es mentira que las familias que más apuros pasan son las que se las “ingenian” para “trucar” contadores o realizar triquiñuelas que les permitan consumir energía sin que quede marcada y, consecuentemente, no pagarla. Endesa acaba de publicar un informe demoledor que revela que solo el 1% de las personas de la provincia que tiene problemas para pagar la energía realiza “engaños”. Los pobres, generalmente, miran más por el ventilador y por el brasero y muchos se acogen al bono social que existe. De ahí que este estudio concluye que la mayoría del fraude que se comete con la electricidad en Jaén está en mano de empresas y grandes consumidores. Algunos negocios con importante volumen y familias con mucha potencia contratada y calefacciones y aires acondicionados de gran potencia en sus hogares son los que más energía consumen sin pagar. Y, curiosamente, al final, el engaño que cometen repercute en el resto, ya que el precio del kilowatio se tiene que incrementar.

Endesa detectó 2.117 casos de fraude eléctrico durante el pasado año frente a los 1.217 del ejercicio anterior. Representa un incremento del 73,95%. De hecho, detectó el consumo de 16.990.378 kilowatios que llegaron a los enchufes y se consumieron sin pagar un solo céntimo. No obstante, este incremento de los casos detectados no está derivado de un auge del fraude, sino de los sistemas de control de la compañía. Las nuevas aplicaciones, las revisiones y, sobre todo, la instalación de los contadores inteligentes les lleva a encontrar, con mucha más rapidez y eficacia, a los jiennenses que usan energía “por el morro”. El 80% suele ser empresas y el 20% familias que consumen mucho.

Ilegal. El contador trucado es lo habitual
idcon=12346862;order=9

El contador es la “caja negra” que registra la actividad de una empresa o domicilio y que marca los consumos. Por eso, para emitir la factura solo hay que mirarlo y ver los números que indica. Al compararlos con la última lectura, con una simple resta matemática se ve con claridad cuál ha sido el consumo que se ha realizado. Por eso, la mayoría de los fraudes se basan en el “chanchullo” de trucar el contador o de realizar un enganche ilegal. No obstante, en este caso lo que se haría es cargar el consumo a un vecino.

Endesa señala que una manipulación del contador o de la conexión puede causar electrocución, incendios e, incluso, la muerte de las personas que la realicen. Además, en un comunicado, añade que puede producir accidentes de la misma índole a quienes vivan cerca o entren en contacto con esa instalación. Asimismo, puede tener importantes consecuencias legales sobre el infractor. Endesa añade que, recientemente, un empresario fue condenado a una pena de dos años y cuatro meses de cárcel, al pago de una multa de 200.000 euros y a tres años y medio de inhabilitación como consecuencia de la muerte por electrocución de uno de sus trabajadores mientras este realizaba una manipulación fraudulenta en el suministro eléctrico. No obstante, a pesar de esto, hay quienes se la “juegan” alentados por un ahorro que, al final, les puede salir caro y que repercute en el resto de consumidores, que ha de pagar más para sustentar el sistema.