Actualizado
lunes, 19 noviembre 2018
20:50
h
URGENTE

La Guardia, la capital del ciclismo

Aficionados de la prueba acuden de toda España para seguir la Vuelta a Andalucía

El tiempo acompañó y los vecinos de La Guardia no defraudaron. Todos los aficionados del ciclismo acudieron al final de esta segunda etapa de la Vuelta a Andalucía. A pie, en caravanas e incluso en bicicleta, sin importar el imponente ascenso hasta el tramo final de la prueba, personas de todos los rincones de España acudían al mediodía para escoger el mejor sitio cerca de la línea de meta. El Ayuntamiento de La Guardia tenía preparado para todos los visitantes una gran barbacoa y, por supuesto, uno de los grandes tesoros del municipio y de toda la provincia, su aceite de oliva.

En comunidad y como si se conocieran de toda la vida, todos los presentes disfrutaron de una comida de convivencia. Allí, orgulloso, estaba el alcalde de La Guardia, Juan Morillo, quien explicó la “gran promoción” que tiene este municipio jiennense desde hace ya 10 años gracias a la Vuelta a Andalucía. “Para nosotros es un orgullo, la afición al ciclismo no deja de crecer. Aquí tenemos una subida bonita a la vez que dura y siempre se suelen ver duelos preciosos, como el de Contador y Froome en 2015”, contó el alcalde.

De que el tramo final de ascenso es duro también dieron fe los aficionados que se atrevieron a subir con sus bicicletas un par de horas antes que los competidores. Ciclistas del País Vasco, Alicante, Cataluña y Andalucía parecían correr antes que los “profesionales”, como ellos los llaman, en una especie de prueba de autosuperación. Las sensaciones al llegar a la cima eran de un cansancio sofocante, pero que no podía quitarles la euforia y la alegría del objetivo cumplido.

Por otra parte, hubo quien aprovechó la ocasión para montar un auténtico “picnic”, avituallados de aperitivos, bebidas frías y todo tipo de mobiliario que sacaban de sus enormes caravanas. Muchos de ellos van etapa tras etapa acompañando a los ciclistas y viviendo otra cara de esta Vuelta a Andalucía. Algo en lo que todos coincidieron fue en el “espectacular” trato por parte de la organización y lo acogedor de la gente de Jaén, que hace repetir a cualquier visitante y que convierte a La Guardia en la capital del ciclismo por un día.