Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
14:00
h
URGENTE

La canción de autor brilla en las Jornadas Sabineras

Amplio abanico de actividades dentro de una programación muy musical

La quinta edición de las Jornadas Sabineras, organizadas por el colectivo Peor para el sol en colaboración con la Fundación Huerta de San Antonio (FHsA), arrancó el pasado viernes con una amplia e intensa programación musical que se extendió a lo largo del fin de semana. El encuentro giró, como es tradicional, en torno a la figura del cantautor ubetense Joaquín Sabina.

La primera cita de “Sabina por aquí” llegó de la mano de los ganadores de la cuarta edición de las Jornadas Sabineras, que tuvieron el honor de inaugurar la cita musical. Se trataron de “Carlitos Hojas y los Betabeles” y “Mademoiselle Delirio”, quienes se alzaron con el premio del público y jurado, respectivamente.

Ambos grupos se mostraron muy ilusionados por estar de nuevo en la ciudad que vio nacer a su ídolo, y gracias al cual tuvieron la oportunidad de grabar su maqueta con temas inéditos, los mismos que presentaron al público que se dio cita en el patio del Palacio Anguís de Medinilla. Estas maquetas aún están calientes, pues las bandas las grabaron a mediados del pasado mes y, muy posiblemente, se lanzarán al mercado entre octubre y noviembre.

Durante algo más de dos horas el público disfrutó de la música y letras de estos cantautores. Ya en la noche del sábado, la nave central de la iglesia de San Lorenzo acogió el concierto novedad de las Jornadas Sabineras, pues este año se incorpora a “Sabina por aquí” el flamenco. Este estilo es, a juicio del colectivo, una manifestación musical —junto al rap y la canción de autor— en la que la palabra tiene pleno sentido y es cuidada de una manera especial.

La primera actuación corrió a cargo de la cantaora onubense Rocío Márquez, que hace un nuevo flamenco con raíces antiguas que aúna el conocimiento profundo de las formas más clásicas del arte jondo con una inquietud por explorar y descubrir nuevas músicas y expresiones artísticas. Márquez dominó con soltura un rango extenso de palos flamencos y enfrentó, al mismo tiempo, un repertorio clásico español con probada solvencia, lo que le hizo conectar con el público desde el primer minuto.

Asimismo, dentro de la programación de las Jornadas Sabineras ocupan un lugar relevante los colectivos y asociaciones culturales ubetenses, como es el caso de la Agrupación Musical Ubetense (AMU) que, por segundo año consecutivo, participa en esta cita. Sus miembros ofrecieron, en la noche del domingo —y en el patio del Hospital de Santiago—, un concierto solidario a beneficio de la Asociación de Ayuda al Pueblo Saharaui. En él, la agrupación interpretó algunos de los grandes éxitos musicales de la carrera del cantautor ubetense, eso sí, adaptados y orquestados para la ocasión. La puesta en escena estuvo bajo la dirección de Rafael Martínez Redondo.