Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
10:25
h
URGENTE

La adjudicación del barco de El Tranco acabará en un mes

Dos uniones de empresas aspiran a gestionar el vehículo y el centro recreativo

La Diputación de Jaén confía en que en un mes quede adjudicado el contrato de gestión tanto del barco solar como del centro recreativo del embalse del Tranco. El diputado de Promoción y Turismo, Manuel Fernández, confirmó que son dos uniones temporales de empresas las que, finalmente, han presentado sus ofertas al procedimiento convocado para tal fin.

Fernández indicó que, si no surge ningún imprevisto, a lo largo de este mes se celebrarán las dos mesas de contratación que acabarán con la adjudicación. En lo que respecta a la puesta en marcha tanto del barco como del centro recreativo, Fernández dijo que una vez adjudicados habrá que esperar el tiempo que la firma “precise” para su puesta en marcha, que será “inmediata”.

El responsable valoró el potencial turístico que tanto el barco solar como el centro recreativo del Tranco tendrán para el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. El vehículo permitirá la realización de recorridos turísticos por el pantano y forma parte del centro “de visita” construido por ambas administraciones dentro del marco del convenio suscrito entre la Junta y la Diputación para el aprovechamiento turístico-deportivo de embalses en la provincia, que está dotado con cerca de cuatro millones de euros.

Asimismo, el responsable añadió que el barco y las instalaciones representan “un aliciente más” para que visitante pernocte y alargue su estancia y que contribuye a enriquecer la oferta turística de la provincia, de modo que redundará en la diversificación económica de esta zona y en la creación de empleo.

Como ya adelantó este periódico el pasado diciembre, la embarcación, en la que la Diputación y la Junta invirtieron más de 275.000 euros, tiene capacidad para 60 pasajeros y se autoabastecerá de energía solar a través de los 30 paneles instalados en su cubierta. Además tiene doce metros de eslora y 4,25 de manga —ancho máximo—, está construido con poliéster reforzado con fibra de vidrio y consta de mesas para el pasaje y de asientos distribuidos en 2 filas laterales y grupos de 2. Para posibilitar el amarre, con independencia del nivel del agua que tenga el pantano del Tranco, se crearon un embarcadero y un pantalán flotante. El centro recreativo y de usos múltiples incorpora servicios de restauración y ocio.