Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
20:44
h
URGENTE

La “Academia de Barro y Confección” abre sus puertas

El universo Sabina visto desde la óptica de ocho alfareros y dos diseñadoras
  • COLABORACIÓN. Foto de familia de alfareros y diseñadoras participantes, junto a miembros del colectivo.
    COLABORACIÓN. Foto de familia de alfareros y diseñadoras participantes, junto a miembros del colectivo.

Cuando el talento de dos creativos de diferentes ámbitos se une, solo pueden “nacer” piezas únicas, y esto es lo que puede admirarse en la sala de exposiciones de los Honrados Viejos de “El Salvador” durante todo el mes de septiembre, dentro de la programación que el colectivo “Peor para el sol”, en colaboración con la Fundación “Huerta de San Antonio” (FHsA), diseñó con motivo de la quinta edición de las jornadas “Sabina por aquí”.

La muestra “Academia de Barro y Confección” es una colección de piezas que surge de la sinergia creativa entre un alfarero y una diseñadora. En concreto, los artesanos que participaron en esta idea son Alberto Alameda, Francisco Alameda, Melchor Tito, Alfonso Góngora, Pablo Tito, Alfonso Góngora (hijo), Alfonso Cobo, Juan José Almarza y Juan Pablo Tito. Los alfareros han trabajado con dos jóvenes diseñadoras, María Sabaró y Laura González.

Una exposición que se inspira en la letra de una canción del álbum del cantautor ubetense “19 días y 500 noches” que lleva por título “De Purísima y Oro”, que comienza así: “Academia de corte y confección, sabañones, aceite de ricino, gasógeno, zapatos Topolino. El género dentro por la calor...”.

La idea de esta muestra nace de “Peor para el sol” hace unos tres meses hablando con alfareros de la ciudad, pues desde el colectivo siempre tuvieron la perspectiva de integrar a diferentes asociaciones que tienen que ver con el mundo del arte, dentro de las Jornadas Sabineras. En este aspecto, consideran a los alfareros y diseñadoras como un elemento del que sentirse “orgullosos” y a los que consideran que hay que “echar mano”, como explicó Juan José Gordillo, miembro del colectivo.

Por tanto, desde este movimiento se les propone a cada uno de los alfareros participantes crear una pieza tradicional para tratarla después con una idea relacionada con el personaje de Joaquín Sabina, teniendo en cuenta cuestiones externas del artista como su pose, su característico bombín, el traje u otras más profundas que tienen que ver con su música y su poesía. La muestra, por lo tanto, trata de mostrar la versatilidad de la alfarería ubetense para fijar modelos tradicionales y revisarlos desde una mirada imaginativa y recreadora que ha de sugerir en una vuelta de tuerca más a Sabina, para que el objeto sea atravesado por una canción, verso, una idea inspirada en la obra del “Flaco de Úbeda” o en su figura. Mientras que en el apartado de la confección, el textil es el interlocutor, que no se opone sino que suma y enriquece, pues hilos y arcilla se unen en un encuentro inédito y sorprendente.

Por su parte, la alcaldesa, Antonia Olivares, manifestó: “En Úbeda hay mucho arte y cuando se crean sinergias entre artistas de diferentes modalidades la riqueza aportada a la cultura tanto regional como nacional es extraordinaria”.