Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
13:37
h
URGENTE

Jaén es la provincia andaluza que registra el peor saldo migratorio

16.908 personas se marchan de la tierra frente a las 12.990 que llegan en 2017
  • MIGRACIÓN. Varias personas recorren los andenes de la estación de tren.
    MIGRACIÓN. Varias personas recorren los andenes de la estación de tren.
Las cifras
3.918
Es el saldo negativo que arroja la diferencia entre las personas que llegaron a Jaén y las que se fueron.
1.802
Septiembre es el mes en el que más personas se fueron de Jaén, y marzo el que más llegaron (1.377).
25
Los migrantes, al igual que en el resto de la comunidad autónoma, tienen entre 25 y 39 años.
1.544
Son las personas que eligen el extranjero como destino mientras que, de España, destaca Madrid (1.519).
7.817
De los inmigrantes que eligen la provincia 7.817 proceden de la propia comunidad autónoma.
1.667
Son extranjeros que llegan a la provincia por diferentes cuestiones, entre ellas motivos laborales.

El fenómeno demográfico más importante registrado en la provincia de Jaén durante la segunda mitad del siglo XX fue la emigración. Y aunque muchas de las personas que se vieron obligadas a salir de la tierra regresaron con posterioridad, y en la actualidad las cifras no se acercan ni de lejos a las de aquellos años, lo cierto es que la provincia sigue perdiendo población de una forma paulatina.

Así lo dejan entrever los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, en su informe sobre las variaciones residenciales en la comunidad autónoma. De hecho, la provincia que registra el mayor saldo migratorio —más personas que se van que de las que vienen— durante 2017 es la de Jaén. En concreto, los emigrantes fueron 16.980 frente a los 12.990, lo que arroja una cifra negativa de 3.918 personas. La diferencia con otras provincias andaluzas es considerable, si se tiene en cuenta que a la jiennense sigue Córdoba, con un saldo negativo de -2.501 y Cádiz con -1.166. En el extremo totalmente opuesto se encuentra Málaga, con un balance positivo de 3.682 personas, seguida, ya de lejos, por Granada, con 1.487, y Huelva, con 1.260. En el caso de Andalucía, durante el pasado 2017 se registraron 127.694 movimientos de entrada en la comunidad autónoma de Andalucía y 127.035 de salida, lo que dio como resultado un saldo migratorio positivo, de 659, y se rompió de esta manera la tendencia negativa de los cuatro años anteriores (en 2016 fue de -4.192). Respecto al año anterior, las entradas crecieron un 9,0 por ciento y las salidas un 4,7.

Como curioso entre los datos que se encuentran en el estudio del Instituto de Estadística está el hecho de que en marzo y septiembre se produce el mayor número de inmigraciones —1.377 y 1.334— que de emigraciones —1.786 y 1.802—. En el caso contrario, también es diciembre el mes en el que menos gente llega a la provincia. En concreto, 896 personas; y el que menos se va, 1.132.

En cuanto a los rangos de edad en los que más se produjeron los cambios de residencia son similares en todas las provincias andaluzas: entre los 25 y los 39 años, lo que apunta a que el empleo es lo que mueve a los andaluces a cambiar su destino. En el momento de la migración, el grupo más numeroso es el de personas entre 25 y 29 años (2.545 que emigraron y 1.699 que inmigraron), seguido por los que cuentan con edades comprendidas entre los 30 a 34 (2.341 y 1.595), y entre 35 y 39 años (1.761 y 1.381).

Los lugares de destino de las personas que se marcharon fueron de lo más variados, y en la mayor parte de los casos el resto de provincias andaluzas fueron su objetivo. La vecina Granada albergó a 1.091 jiennenses y Málaga 1.027. A ella le sigue la comunidad de Madrid, elegida por 1.519 personas, y Cataluña, con 994. Destinos como Cantabria (36), el Principado de Asturias (38) y La Rioja (41) son los que menos gustan a los jiennenses en base a las cifras del Instituto de Estadística. La opción del extranjero fue la que tomaron 1.544 personas, que optaron, entre otros destinos, por Inglaterra, Francia o Estados Unidos. Con respecto a los inmigrantes que se asentaron en Jaén durante el pasado año, en su mayoría, 7.817, proceden de la propia comunidad autónoma, seguidos de Cataluña (723), Madrid (617) y Castilla La Mancha (468). 1.667 llegaron procedentes del extranjero.