Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

Jaén disfruta de un Otoño de muerte

El festival multidisciplinar comienza con una programación terrorífica para todos los públicos
Ver comentarios
|
01/11/2017

Algunos se refirieron a esa noche como “la víspera de los difuntos”. Otros como “la fiesta de los muertos” y, por variaciones culturales, en una gran parte del mundo, la denominaron “el día de las brujas”. Se trata de Halloween, una celebración de origen anglosajón cuyas raíces están vinculadas a la conmemoración celta del Samhain. Su festejo está unido, también al culto a los disfraces, a las historias de terror y a famosas frases como “truco y trato”. Sin embargo, en el ámbito cultural, se aprovecha para hacer de esta efeméride una atractivo plan para todos los públicos. Por esa razón, Jaén dio la bienvenida a una jornada de máscaras y terror de la mano de que quinta edición de Otoño de muerte, un festival multidisciplinar conformado por citas y encuentros que durarán todo el mes de noviembre.

Así comenzó Noche de miedo II, una visita teatralizada y guiada por la capital que partió desde la Plaza de San Idelfonso. En ella, los más atrevidos aprovecharon el paseo para acercarse al Darymelia a ver La sombra del Tenorio, una de las dramaturgias más conocidas de Alonso de Santos que recrea la belleza y desatada ironía de algunos de los pasajes más famosos de Zorrilla.

De esta manera, los jiennenses se adentraron en esta obra que ponía sobre las tablas a Saturnino Morales, un viejo cómico al borde de la muerte que arrastró durante su vida el papel de Ciutti, el criado de Don Juan —que también era el gracioso, el segundón y el bobo—, y que se queja entre miseria y emociones encontradas, de haber sido un actor de segunda fila. Morales agoniza en la cama de un hospital y cree que la monja que le cuida es Doña Inés y que él está ensayando el papel que interpretará en el más allá. La obra estuvo abordada desde un humor y una picaresca velados por tonos dramáticos que mostró una historia conocida desde un punto de vista diferente y muy original.

Programación. El terror adquiere, de esta manera, muchos formatos destacables. Por esa razón, el ilustrador ubetense Juan Carlos Quesada, en colaboración con el fotógrafo Joaquín F. Ruiz —también natural de Úbeda— inauguran esta noche, en el bar Nude Bistrot, y a partir de las 20:00 horas, Dark beauty, una exposición conformada por 16 imágenes “pin ups” que muestran la cara más erótica del terror y el suspense. La muestra podrá visitarse hasta el próximo 30 de noviembre, de manera totalmente gratuita, en un horario de 19:00 a 23:00 horas. “Es la primera vez que trabajo con Joaquín. Todas sus imágenes son inéditas porque debuta en Jaén con Dark beauty. Para el próximo año queremos realizar un proyecto común más potente, aunque he de confesar que esta exposición es un escaparate para los dos”, confiesa el ilustrador.

Las actividades continuarán este viernes con El legado de Namarti, una cena con juego de misterio que se realizará, a las 21:30 horas, en el restaurante Bambalinas. Su trama gira en torno al códice Namarti, un libro de hace miles de siglos escrito en un idioma imposible de descifrar hasta el momento y que cuenta con numerosos seguidores, ya que se piensa que quién logre entenderlo adquirirá el conocimiento de misterios nunca descifrados por el hombre.

La visita guiada que abrió la programación de este festival se volverá a repetir este sábado, a las 21:30 horas, pero, en este caso, el Darymelia estrenará la obra Verracas, una representación que pondrá el broche de oro a esta fiesta.