Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Jabalcuz, todo por los niños

La “feria” del barrio reúne a un centenar de personas y dedica
el sábado a actividades infantiles
Ver comentarios

Es bien sabido que Jabalcuz es una zona mucho más fresca que la capital, pero ayer esto se llevó al máximo. La fiesta de la espuma reunió a un centenar de personas entre las que habían tanto niños como adultos, quienes fueron a disfrutar del segundo día de las fiestas de barrio que organiza la Asociación de Vecinos Paraje de Jabalcuz, cada verano, desde hace ya ocho años. Sin duda, el sábado fue el día reservado para los más pequeños y las caras sonrientes de todos ellos fue la prueba del éxito de las fiestas.

La mañana fue emocionante, pues hasta Jabalcuz se acercaron los mismos Mickey y Minnie Mouse, quienes jugaron con todos los niños y les enseñaron varias coreografías para lucirse delante de sus amigos. También probaron el equilibrio de cada uno de ellos en una competición donde ganó quien más aguantó a la pata coja. Y, al final, todos recibieron un premio por su gran participación con los animados ratoncillos. Tras esto, un cañón enorme apareció en la plaza y llenó todo de espuma blanca, donde los más pequeños (y algunos mayores) se divirtieron refrescándose. La mañana también reservó un espacio para la competición, pues fue entonces cuando se celebró el campeonato de futbolín al que se apuntaron, este año, 10 parejas.

A la tarde, la misa en honor a los patronos de Jabalcuz, San Cosme y San Damián, reunió a muchísimos devotos en la zona de los apartamentos. Y, poco después, se produjo una actividad algo más alejada de la religión: el concurso de disfraces infantiles para niños y niñas. Víctor del Salto, presidente de la asociación de vecinos, declaró que decidieron cambiar el típico concurso de mises, en el que muchas niñas acababan tristes por no pasar, por un certamen alejado de todo lo concerniente a las mises y se decantaron por un concurso donde pudieran participar tanto niños como niñas y no se ganara por la belleza, sino por la originalidad y el esfuerzo. Es tanto su éxito, que en cada edición se apuntan cerca de 30 niños, que este año lucieron disfraces muy reivindicativos. Entre ellos, unos fueron vestidos de torretas de luz reivindicando que se arregle el tendido eléctrico de la urbanización. Mientras que otros se disfrazaron de chanclas con un cartel donde podía leerse: “Vamos a bañarnos a las termas”. Con ello pidieron que, aunque las termas estén cerradas actualmente, se arreglen y mejoren.

Los disfraces pasaron a dar paso, por la noche, a la orquesta “Quartet Revolution”, quien durante casi cuatro horas mantuvo a la gente frente al escenario bailando las canciones más pegadizas. De hecho, es la segunda vez que este grupo protagoniza una de las noches de la fiesta desde que comenzaron a realizarse debido a la buena acogida que tuvieron la última vez. Del Salto afirmó que hasta Jabalcuz se trasladan muchas personas desde la capital, e incluso Los Villares, para disfrutar de las fiestas del barrio.